Los vecinos de San Fernando regresarán en el mes de octubre a sus nuevas casas

Vecinos de San Fernando, ayer, visitando las obra/P. Alonso / AGM
Vecinos de San Fernando, ayer, visitando las obra / P. Alonso / AGM

Las 232 familias tuvieron que abandonar el barrio hace siete años tras su demolición por los daños del terremoto

Pilar Wals
PILAR WALSLorca

Aún no han regresado a sus casas, que tuvieron que abandonar a toda prisa hace hoy siete años. Son las 232 familias que vivían en el barrio de San Fernando, el único que fue demolido en su totalidad por los daños producidos por los terremotos de mayo de 2011. Ayer regresaron al lugar donde residían para visitar las obras del nuevo San Fernando.

Lo hicieron un tanto cabizbajos, ya que los plazos no se están cumpliendo. «Es cierto, pero es que ha sido muy complicado poner de acuerdo a todo un barrio para reconstruir», se lamentaba el presidente de la Asociación de Vecinos, Fernando Roldán. Algunos le reclamaban que no se hagan más anuncios de vuelta a sus hogares para no hacerse nuevas ilusiones. «Llevan razón, pero también les digo que no podemos volver a nuestras casas de cualquier forma, que las calles y los servicios tienen que estar terminados», argumentó Roldán.

Algunas vecinas indicaron que «tres navidades nos llevan diciendo que vamos a estar en nuestras casas para esas fechas, pero estamos a las puertas del verano y seguimos viviendo de alquiler. Prefiero que no nos den más plazos si no los van a cumplir». El alcalde, Fulgencio Gil Jódar, intentaba explicarles las vicisitudes que han llevado a retrasar un mes el inicio de la urbanización del barrio, a la vez que anunciaba que «en octubre próximo los vecinos podrán ocupar sus viviendas». La intención, dijo el regidos, es «dar todos los servicios a las viviendas para que los vecinos puedan realizar para esas fechas sus mudanzas. Y que lo único que reste sea la urbanización de todo el entorno». Gil Jódar señaló que «hasta que no finalice la reconstrucción del barrio de San Fernando, hasta que las 232 familias que vivían en él no regresen, no podremos decir que ha culminado la reconstrucción».

Dos edificios más están siendo levantados en estos momentos, Los Almendros, frente al campus universitario de Lorca, en el barrio de San Cristóbal; y otro en la avenida de Portugal. Ayer el portavoz del equipo de gobierno, Francisco José García García, ofreció los últimos datos en cuanto a reconstrucción, que elevan las viviendas puestas en pie desde el terremoto hasta las 1.069, lo que supone 150 más que el pasado año.

Esta cifra, indicó el edil, incluye un total de 57 edificios y 99 viviendas unifamiliares, mientras que otras 270 cuentan con un grado de obras de reconstrucción superior al 50%. Entre estas últimas se incluye el barrio de San Fernando que está al 90% de su construcción. En cuanto a la regeneración de los barrios que se vieron afectados por los terremotos, las próximas actuaciones serán en Cristo Rey-La Salud, avenida de Europa, Santa Clara, San Antonio y Jerónimo Santa Fe.

Empuje a la Ronda Central

Entre los proyectos pendientes aparecen tres tramos de la Ronda Central de Evacuación. El cuarto está concluido; y el primero y segundo, estaban en marcha, aunque los cambios incorporados al proyecto harán que uno de ellos tenga que volver a licitarse. No había financiación para el tercero hasta que ayer el Gobierno regional anunció que asume los costes de su construcción.

El alcalde agradeció el compromiso con la ciudad del presidente de la Comunidad Autónoma, Fernando López Miras, que posibilitará «completar en su totalidad la vía de comunicación más importante de Lorca. Vamos a disponer de la gran avenida para el tránsito de vehículos que necesitábamos, lo que permitirá reducir sensiblemente el tráfico por las calles del casco urbano».

Sobre el proyecto del tramo tres avanzó que en breve será presentado y, entonces, se conocerá la solución que se le da al histórico Puente de la Torta. Incluido en la programación pendiente, pero que se acometerá -apuntó- la Ronda Norte por los barrios altos de la ciudad.

Toque de campanas a la hora de la tragedia en señal de duelo

Las víctimas del terremoto de mayo de 2011 serán recordadas a la misma hora en que sucedió la tragedia. A las 18.47 horas, cuando ocurrió el segundo terremoto, las campanas de la iglesia de San Francisco, sede religiosa de la Hermandad de Labradores, Paso Azul, y de la capilla del Rosario, del Muy Ilustre Cabildo de Nuestra Señora la Virgen de la Amargura, Paso Blanco, doblarán en señal de duelo por los fallecidos en la catástrofe. Se espera que decenas de lorquinos se den cita a los pies de ambos campanarios para guardar silencio mientras las campanas entonan su triste tañido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos