El único museo con criterios sismorresistentes

El director del Museo Arqueológico Municipal, Andrés Martínez Rodríguez, muestra los anclajes a la base de las piezas de cerámica expuestas en las vitrinas./Paco Alonso / AGM
El director del Museo Arqueológico Municipal, Andrés Martínez Rodríguez, muestra los anclajes a la base de las piezas de cerámica expuestas en las vitrinas. / Paco Alonso / AGM

El Arqueológico se convierte en un referente a nivel nacional por aplicar medidas a cada pieza para evitar que vuelquen. El Mual ha sido renovado por completo tras la reparación de los daños ocasionados por el terremoto, que costó 800.000 euros

Pilar Wals
PILAR WALSLorca

El Museo Arqueológico Municipal de Lorca (Mual) se ha convertido en todo un referente no solo en nuestro país. Es, en estos momentos, el único museo de España con criterios sismorresistentes aplicados. «Esto quiere decir que cada pieza cuenta con un soporte específico que permite que esté anclada y no vuelque en caso de un movimiento brusco», afirmó el director del Mual, Andrés Martínez Rodríguez.

Pero además, la construcción de cada vitrina se ha estudiado con sumo detalle para eludir que pueda caer. «No están colgadas de la pared. Se ha procurado que todas estén diáfanas. Todo vibraría en caso de un movimiento sísmico, pero no caería», añade Martínez. Aprendieron mucho del terremoto de mayo de 2011. «Es cierto. Se han copiado las que menos daños sufrieron y se ha procurado investigar cualquier detalle que nos llevara a dotar de mayor resistencia no solo a las piezas sino también a los soportes donde se muestran».

154
piezas resultaron dañadas en un primer recuento. En el proceso de desmontaje se pudo constatar que otras 23 estaban afectadas. La cifra ascendió finalmente a 200.
64%
de las piezas dañadas estaban elaboradas en cerámica. El alto porcentaje no es por la fragilidad sino a que son las más expuestas.
Museo Arqueológico Municipal
Fue abierto al público en 1992. Sus objetivos son la conservación y la exposición.
Terremoto
Provocó graves daños en el edificio, en las piezas expuestas y en las colecciones conservadas en los almacenes visitables.
Piezas dañadas
Las piezas del primer listado se restauraron con la financiación del Ministerio de Cultura. El resto, en colaboración con el Museo Arqueológico de Murcia, el Museo Nacional de Arqueología Subacuática de Cartagena y el Museo Arqueológico de Alicante.

Y es que, aquel día, las cifras de piezas dañadas fueron muy importantes. «En un primer recuento, se comprobó que había 154 piezas dañadas. Durante el proceso de desmontaje de las salas y de los almacenes visitables, realizado con posterioridad, se pudo constatar que otras 23 estaban afectadas».

El director del centro asegura que «se diseñó cada vitrina para las piezas que iba a tener»

Cuando se procedió a revisar y procesar con detalle las piezas de las salas que habían desmontado durante las primeras jornadas tras los seísmos, para la elaboración de la nueva musealización, se pudo comprobar que había piezas deterioradas que en la primera inspección no se detectaron. «El total de piezas afectadas por el terremoto fue de 175, lo que supone un 4,5% de la colección permanente del museo. Más tarde aumentarían hasta las doscientas», explica Martínez Rodríguez. El 64% de las piezas dañadas «están elaboradas en cerámica, el alto porcentaje no se debe a la especial la fragilidad del material, sino a que una gran parte de las piezas expuestas están elaboradas en cerámica». La restauración del primer listado de piezas dañadas se llevó a cabo «en el primer trimestre del año 2012, con el patrocinio del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, a través del Instituto del Patrimonio Cultural de España (Ipce), por un importe de 66.000 euros».

La empresa Ecra Servicios Integrales de Artes SL, fue la adjudicataria de los trabajos de restauración, «los cuales fueron llevados a cabo por cuatro técnicos en restauración en dependencias del Mual».

La restauración del resto de piezas afectadas por los seísmos se llevó a cabo con la colaboración de los laboratorios de restauración del Museo Arqueológico de Murcia (Mam), el Museo Nacional de Arqueología Subacuática de Cartagena (Arqua) y el Museo Arqueológico de Alicante (Marq).

El comportamiento de las vitrinas fue analizado en el estudio 'Análisis de daños y experiencias tras los seísmos de mayo de 2011' por el director del Mual en las Jornadas de Patrimonio en Riesgo. En él, detalla que el museo para la presentación de las colecciones contaba con 59 vitrinas de cuatro tipos. Las de tipo 1, «donde se exponían las colecciones de la cultura ibérica y época moderna, fue la que peor funcionó, debido a que estaba fijada a la pared de forma rígida». Las de tipo 2, 3 y 4, «funcionaron bastante mejor, ya que eran pesadas». Esas se han tomado como referencia en la musealización que, junto a las reparaciones de los daños del edificio, ha costado 800.000 euros.

Temas

Lorca

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos