Un templo original del siglo XV reconstruido en varias ocasiones

La cúpula del crucero tal y como está en estos momentos./P. A. / AGM
La cúpula del crucero tal y como está en estos momentos. / P. A. / AGM

A. SORIANOLORCA

La primitiva iglesia de San Juan fue construida, al parecer, en el siglo XV, aunque no queda nada de esa fase. A mediados del siglo XVII, como ocurrió en las otras parroquias altas, se llevó a cabo una profunda reconstrucción que se centró sobre todo en la capilla mayor, el coro y la torre. El terremoto de 1674 obligó a realizar importantes obras de restauración. Pocos años más tarde (1687) se contrató el retablo mayor y se hizo el órgano, ambos destruidos.

El templo tiene fábrica de cruz latina con bóveda de cañón que no se conserva, con una nave central y cúpula sobre el crucero, sobre pechinas, formando un tambor octogonal. Durante el siglo XVIII se fue ornamentando el interior con distintas capillas entre las que destacaba la de la Virgen de la Aurora, con retablo de estuco de José Beret y pintura mural de Rebolloso, la de Santa Águeda y Santa Lucía. La cubierta era de teja vidriada de color azul. Se conserva la torre campanario de dos cuerpos. El primero de planta circular, y el segundo de planta octogonal. Esta torre singular posiblemente, en su origen, estaba destinada a servicio de vigías.

La portada de piedra que se conserva fue realizada en 1711 por Salvador de Mora. En 1783 la iglesia alcanzó el aspecto que hoy es parcialmente visible con la participación de los estuquistas Cristóbal y José Grau que hicieron las pilastras, las falsas bóvedas y decoración de la cúpula, con su peculiar anillo ondulado, procurando adaptar el interior a la nueva estética rococó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos