El Teatro Guerra abrirá su 'hall' y pasillos para convertirse en una gran sala de exposiciones

Teatro Guerra en la que se puede ver su escenario, el patio de butacas, las plateas y las pinturas/PACO ALONSO / AGM
Teatro Guerra en la que se puede ver su escenario, el patio de butacas, las plateas y las pinturas / PACO ALONSO / AGM

El edil de Cultura asegura que la ciudad «adolece de espacios para muestras y las peticiones crecen por momentos»

Pilar Wals
PILAR WALSLorca

Difícil, muy difícil lo tienen los artistas que quieran exponer en Lorca. La ciudad «adolece de espacios» para la celebración de este tipo de acontecimientos. Lo reconoce el propio concejal de Cultura, Agustín Llamas Gómez, quien señala que esta situación podría cambiar en breve plazo de tiempo, ya que se pretende «poner en valor espacios del Teatro Guerra como el 'hall' o los pasillos» fuera de temporada para este tipo de actividades.

Es una manera, argumenta, para llevar al público al Teatro Guerra y que durante todo el año sea un espacio abierto que permita visitarlo y conocer el rico patrimonio que atesora. «Su telón, la techumbre... son una auténtica joya que muy pocos conocen. Hay que mostrarlo y aprovechar los espacios que tiene para poder exhibir pinturas, esculturas... Esa es nuestra intención para los próximos meses», cuenta el edil.

Y mientras, afirma que se han adaptado espacios para posibilitar exposiciones temporales, aunque los argumentos tienen que ser muy definidos en el caso de la sala del Museo Arqueológico Municipal. «Tiene un pequeño espacio para exposiciones temporales, pero tienen que girar siempre en torno a la arqueología», admite Llamas.

En su contexto

Seis salas
de exposiciones tiene la ciudad, que llegó a contar con más de una decena otros tiempos.
Dos palacios
Las salas municipales de mayor tamaño se encuentran en el Palacio de Guevara, que cuenta con un patio adaptado y una sala interior; y el Palacete de Huerto Ruano, con dos espacios de usos múltiples.
Galería Thais
El antiguo residencial San Mateo contaba entre sus bajos con la desaparecida Galería Thais. Las exposiciones eran continuas. Por sus salas desfilaron las principales firmas no solo de la Región. La Galería Goya, el Fondo Cultural Espín y la que había en Presbítero Emilio García, también desaparecieron.
Temporales en el Mass
La Sala de exposiciones temporales del Museo Azul de la Semana Santa, Mass, es una de las más activas de la ciudad. Auspiciada por la Fundación Paso Azul no ha cesado de organizar exposiciones.
Casa del Paso Blanco
La nueva Casa del Paso Blanco y sede de la Fundación Santo Domingo cuenta con una sala de exposiciones que permitirá la organización de distintos eventos.

La del Centro Cultural está ocupada continuamente. Prácticamente los 365 días del año está mostrando obras de distintos artistas. Este mes será sede de las exposiciones de los talleres de la Universidad Popular. Precisamente, el viernes concluyó la exposición de pintura infantil 'Pequeños creadores', a la que se sumarán en los próximos días la de óleo 'Sentido de la figuración', de fotografía, restauración y arte en tela y una experimental de pintura y escultura. «Es cierto, se puede decir que esta sala es un no parar. Siempre hay alguien exponiendo».

Un apoyo importante es el Aula de Cultura de Cajamurcia. Su salón de actos y su sala de exposiciones permiten acoger numerosos acontecimientos culturales. Sin embargo, se echan de menos la que había en el Fondo Cultural Espín y otro que se situaba frente al Centro Cultural de la Ciudad, ambas de la antigua Caja de Ahorros del Mediterráneo, Cam.

Cerraron sus puertas

Desaparecidas también la Galería Goya, que se situaba en la calle Floridablanca; Thais, en el antiguo Residencial San Mateo; la que había en la Corredera muy cerca de la Plaza de la Concordia; y la que surgió de la restauración del Ayuntamiento. Esta última cerró sus puertas con el fin de reconvertir ese espacio de cara a la instalación del servicio municipal del Catastro. En ella, se instaló durante los primeros años el belén municipal. Muy cerca también estaba una pequeña sala que abrió sus puertas durante algún tiempo en la calle Selgas, en la que fue tienda de La Cartuja.

La Cámara Agraria podría transformarse en un museo

La última fase de las obras de rehabilitación de la antigua Cámara Agraria podría habilitarla para acoger un museo y una sala de exposiciones. Es una de las pretensiones, argumenta el concejal de Cultura, Agustín Llamas Gómez, quien señala que podría aportar a la ciudad un espacio acorde para la celebración de exposiciones con unas necesidades mayores de espacio.

Mientras, a pocos metros, la Comunidad de Regantes ha rehabilitado el Alporchón, donde se llevaba a cabo la subasta de agua. Los trabajos han permitido poner en valor la pequeña sala que ya ha albergado una exposición que ha tenido como protagonista el agua. En la sede de los regantes se celebró otra muestra.

Las cofradías, en sus museos, han creado espacios para exposiciones permanentes que en determinados momentos del año también acogen muestras temporales. Es el caso de la Casa Museo del Paso Morado que cada Navidad sorprende con una exposición en torno a la efemérides.

Por su parte, el Paso Azul y el Paso Blanco cuentan con sus museos e iglesias que han permitido acoger acontecimientos extraordinarios. La ampliación de su patrimonio ha logrado crear salas específicas para la exposición de toda clase de piezas. «Las cofradías están dinamizando la vida cultural de la ciudad continuamente con la celebración de distintos acontecimientos que reúnen a cientos de visitantes no solo de la ciudad», concluyó Agustín Llamas.

Temas

Lorca

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos