IU tacha de «descontrolado» el crecimiento de la porcinocultura

La Consejería contesta que las ampliaciones «se ajustan a la normativa establecida por Europa para el bienestar animal»

Pilar Wals
PILAR WALSLorca

La concejal de IU-V Gloria Martín afirmó ayer que el crecimiento «descontrolado» de la porcinocultura intensiva en la Región de Murcia y la falta de ordenación del sector amenaza con convertirse en una «burbuja» que puede tener graves consecuencias medioambientales «en caso de estallar».

Martín dijo que en los últimos meses se están acelerando, mediante una política de «manga ancha», los trámites para la construcción o ampliación de «macrocebaderos» de cerdos «sin tener en cuenta de dónde va a salir el agua o qué se va a hacer con la enorme cantidad de purines que generan».

La concejal reclamó la elaboración de un «estudio exhaustivo» del sector y la aprobación de una normativa que permita su «correcta ordenación», porque el ritmo actual de crecimiento de grandes granjas de producción intensiva «destruye el empleo y el medio ambiente».

El municipio de Lorca lidera la ganadería porcina en la Región por número de granjas y cabezas de ganado y Martín ha pedido que se trabaje desde el Gobierno autónomo y desde el Ayuntamiento lorquino para «afrontar los graves impactos ambientales y sociales que genera la expansión descontrolada de la industria del porcino».

El consejero de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca, Francisco Jódar, salió ayer al paso de las manifestaciones de la edil de IU-V asegurando que «solo pueden venir de la desinformación». Indicó que «las nuevas explotaciones y ampliaciones que se generan se ajustan a la normativa que ha establecido Europa referente a bienestar animal y bioseguridad».

Jódar recalcó que «consideramos que no existe ninguna burbuja puesto que el sector porcino cuenta con una buena situación de mercado que posibilita el mantenimiento de los puestos de trabajo alrededor de la actividad ganadera y de la industria de transformación».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos