Siete alumnos de restauración recuperarán el mobiliario de la histórica farmacia de Sala Just

Cultura y Empleo impulsan un curso de especialización para continuar con la puesta en valor de las estancias del Palacio de Guevara

Pilar Wals
PILAR WALSLorca

El terremoto no solo provocó daños de consideración en todos los monumentos de la ciudad sino también en el patrimonio mueble. Cuando prácticamente el plan director para la recuperación de bienes culturales está llegando a su fin, se plantea ahora dar un paso más y acometer la rehabilitación de las piezas que resultaron gravemente afectadas. El inicio de esta actuación se llevó a cabo hace algunos meses con la puesta en marcha de un taller de restauración en el que alumnos desempleados pudieran aprender una profesión de futuro.

Logrado el propósito, y tras los resultados obtenidos, ahora se plantea un nuevo curso de especialización en el que también se actuará en la restauración de dorado y policromía, talla de elementos decorativos en madera, cantería... «Las prácticas que realizaron les permitieron colaborar como auxiliares en la recuperación del patrimonio mueble e inmueble de la ciudad, en estrecha relación con técnicos de la Concejalía de Cultura», afirmó el edil Agustín Llamas Gómez.

Los marcos barrocos, la restauración de la cama de palillos torneada de la habitación principal, una colección de arcones, sillería de mobiliario barroco y la talla de copete para espejo, del Palacio de Guevara, son algunos de los trabajos que han ejecutado hasta el momento los alumnos. La concejal de Empleo, Sandra Martínez Navarro, explica que la puesta en marcha del curso pretende la «mejora de la cualificación profesional de los alumnos para facilitar su inserción laboral, así como continuar la colaboración, a través de las prácticas en las labores auxiliares de restauración del patrimonio de la ciudad».

En la Casa de las Columnas podría rehabilitarse la talla de San Clemente

Los siete alumnos participantes en el curso perciben una beca de 800 euros mensuales. La duración del curso es de once meses, ascendiendo el presupuesto a 93.667 euros. En esta cantidad se incluye el pago de becas y el salario del monitor. El alumnado trabaja ya en la recuperación no solo de parte del mobiliario del Palacio de Guevara, sino también en la puesta en valor de la histórica farmacia de Sala Just que resultó dañada durante el terremoto. El mobiliario fue desmontado y se guardó a la espera de la recuperación del Palacio de Guevara. Ahora se plantea su vuelta a las dependencias de la planta baja que ocupaba antes del seísmo.

La restauración se está ejecutando en el centro municipal de formación de Torrecilla. El curso está siendo impartido por el monitor Antonio García Rico, con la colaboración del jefe del taller municipal de carpintería Manuel Mateo Manzanera. En el Palacio de Guevara, en la tercera planta, se ha instalado el taller municipal de restauración que está acometiendo la recuperación de las piezas de mayor valor de la también conocida como Casa de las Columnas. Pero no solo se están realizando labores que tienen que ver con el Guevara, ya que recientemente se restauró la imagen de la Patrona de La Hoya, la Virgen de la Salud, y en breve se atenderán nuevas solicitudes. «Se van a incrementar los recursos para dar respuesta a los colectivos que precisan de estos trabajos. Incluso estamos barajando la posibilidad de que la talla del Patrón, San Clemente, pudiera ser restaurada en este lugar», indicó Llamas. Al frente del taller municipal de restauración está el licenciado en Bellas Artes Joaquín Bastida Gil, reconocido restaurador lorquino.

Temas

Lorca

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos