La Ronda Central cambia el viaducto sobre la vías por un paso subterráneo

Las obras van al ralentí mientras se redacta y aprueba el proyecto modificado, que no afecta al trazado de 1,5 kilómetros del vial

ANTONIO SORIANOLORCA

Las obras en el tramo uno de la Ronda Central de evacuación o de circunvalación de la ciudad están prácticamente paralizadas a la espera de la redacción y aprobación de un proyecto modificado como consecuencia de un cambio de criterio por parte del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) sobre el sistema en que el nuevo vial debía atravesar la línea férrea.

El concejal de Obras, Ángel Ramón Meca Ruzafa, explica que el diseño original del proyecto, de acuerdo con los condicionantes que puso en su día el administrador ferroviario, contemplaba la construcción de un viaducto en el subtramo de unos 450 metros con origen en la intersección con la antigua nacional 340, cerca del barrio de Apolonia, y la primera de las cinco intersecciones a nivel previstas en ese proyecto.

Sin embargo, ahora que «están finalizando los ciclos informativos sobre el paso de ferrocarril por la ciudad, Adif ha tenido en cuenta una reiterada petición del Ayuntamiento y la Comunidad Autónoma, para que se estudiara la posibilidad de hacer algunas modificaciones en el proyecto original, y nos ha autorizado a sustituir el viaducto por un paso subterráneo que debe discurrir cinco metros por debajo de la vías del tren».

En opinión de Meca, «esta solución permite eliminar una barrera física en esa zona, lo que beneficiará a las viviendas más cercanas que ya no tendrán un muro cerca de ellas. Pero obliga a hacer una modificación en el proyecto que ahora tiene que solucionar otros problemas como es el de trasladar algunos servicios existentes, principalmente tuberías de abastecimiento y riego a presión».

Esa es la única modificación prevista porque el trazado de este tramo uno se mantiene en su totalidad, con una longitud de 1,5 kilómetros, con doble calzada, de dos carriles de 3,5 metros de ancho cada uno, separados por una mediana central. También habrá aceras de 1,5 metros a ambos lados de las calzadas y un carril para bicicletas de 1,5 metros. Dispondrá de alumbrado público y espacios verdes.

El proyecto modificado es posible que suponga una cambio también en la valoración de las obras que fueron adjudicadas por unos 6,5 millones de euros. Para el concejal, «si hay algún encarecimiento será a consecuencia de la adaptación de los servicios que se verán afectados por el subterráneo, cuyo detalle se está negociando con los organismos correspondientes».

26 propuestas al tramo 2

El tramo dos de esta Ronda Central ya fue aprobado y salió a concurso para ejecución de las obras con un presupuesto base de licitación de 5,6 millones de euros y un plazo de realización de doce meses. En estos momentos, según el edil Meca, se están haciendo las valoraciones de las propuestas presentadas, que fueron 26, como paso previo para decidir qué empresa hará los trabajos.

Este vial será la continuación del anterior y su interés principal radica en que tiene que conectar las dos márgenes de río Guadalentín con un nuevo puente, aproximadamente a la altura del monasterio de Santa Ana y Magdalena de Clarisas.

La longitud total de este tramo, considerado el de mayor dificultad de toda la circunvalación, es de 422 metros, y consistirá en un vial de doble calzada, con dos carriles por sentido, una mediana de 1,5 metros, dos aceras exteriores de 1,5 metros cada una y dos carriles bici, uno por sentido de 1,5 metros.

La inversión será financiada por la Comunidad Autónoma a través de un préstamo con el Banco Europeo de Inversiones (BEI).

Temas

Lorca

Fotos

Vídeos