El presidente de los regantes de Lorca pide «un paro general» el 7 de marzo

Juan Marín./Paco Alonso / AGM
Juan Marín. / Paco Alonso / AGM

Juan Marín espera el cierre de comercios y negocios y el cese de cualquier actividad en la ciudad para apoyar al sector primario, que se desplazará a Madrid

EFELorca

El presidente de la Comunidad de Regantes de Lorca, Juan Marín, llamó este jueves a la movilización a la sociedad civil para reclamar agua y pidió el cierre de comercios y negocios y el cese de cualquier actividad en la ciudad el 7 de marzo para apoyar al sector primario, que se desplazará a Madrid para participar en la manifestación convocada por el Círculo por el Agua.

Así lo ha dicho a los periodistas tras celebrar una reunión en la sede de la Comunidad de Regantes, a la que asistieron los principales agentes sociales y económicos de la ciudad y representantes de la clase política, entre ellos el alcalde, Fulgencio Gil, del PP, y el secretario general del PSOE, Diego José Mateos.

Marín pidió a las cooperativas, alhóndigas, semilleros, agricultores y ganaderos de Lorca y la comarca del Guadalentín que cesen en su actividad el día 7 y faciliten la participación de los trabajadores en el acto reivindicativo de Madrid.

"El paro va a ser absoluto" en el sector agroalimentario ya que también se sumarán al mismo las empresas auxiliares de la agricultura y la ganadería ante lo que es "una situación agónica, grave y preocupante" por la falta de agua.

Marín agumentó que la falta de recursos hídricos no es solo un problema del sector primario, sino que es "un problema de Lorca", porque "miles de puestos de trabajo, cada año, están más en peligro porque somos menos competitivos, porque el agua es más cara y más incierta".

El presidente de los comuneros apeló a la "solidaridad y a la responsabilidad de todos" para conseguir "un paro general" en Lorca el 7 de marzo, mientras mostraba el cartel que ha diseñado su organismo para que la Cámara de Comercio y la patronal Ceclor lo reparta entre empresas y negocios que quieran adherirse al cierre ese día.

"Hay que dar un golpe para que nos oigan desde el ministerio y desde los partidos, que vean que el Levante tiene un problema y que queremos soluciones, que las hay", afirmó Juan Marín, también presidente de la asociación de productores y exportadores de frutas y hortalizas de la Región, Proexport, que aglutina a 55 empresas líderes en el sector y que también se suman al paro agrario.

Marín reconoció que ante la falta de agua cada agricultor "se está buscando la vida como puede" y reconoció que "se está tirando de pozos de mala calidad que estaban parados, con agua a 400 metros de profundidad" y dijo que "la gente está desesperada, saca agua de aquí, agua de allá, mezcla".

También afirmó que muchas cooperativas se han ido a producir fuera de la Región para cumplir sus compromisos con clientes.

Además aseveró que la falta de agua ha provocado que "zonas a 400 kilómetros de aquí hayan comenzado a suplantarnos plantando hortalizas de las que se plantaban aquí, cuando los mercados los tenemos en el Levante, y eso está provocando un desajuste porque plantan, especulan, sin tener programa y sin tener mercado".

Para ilustrar la gravedad del problema ha dicho que una cooperativa dedicado a la producción de sandía, si no llueve antes, "en abril y mayo tendrá: del pantano ni una gota, de la cuenca ni una gota, del trasvase ni una gota, solo la que haya de pozos mezclada con agua de desaladora. Unos 200 metros cúbicos al mes, la mitad de lo que se necesita".

Juan Marín se dirigió a los políticos para "que se dejen ya del Pacto Nacional del Agua y de esas historias que nos cuentan cada año" y les pidió "soluciones" urgentes para su sector.

La Comunidad de Regantes fletará autocares para la manifestación de Madrid, que se celebrará bajo el lema 'En el Levante, sin agua desierto y paro'.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos