El plan de limpieza de playas se adelanta de cara a las vacaciones de Semana Santa

La intención es que el litoral esté en óptimas condiciones para acoger a los primeros bañistas en las próximas semanas

Pilar Wals
PILAR WALSLorca

Las playas y calas lorquinas se adecentarán en los próximos días con el fin de que estén en las mejores condiciones para la llegada de los primeros bañistas. Es habitual que durante las vacaciones de Semana Santa reciban a un importante número de turistas que aprovechan su estancia en la ciudad para disfrutar del sol y del mar. «Queremos que se encuentren las playas limpias, por lo que se están preparando para recibir a esos primeros bañistas. Se actuará de una forma especial, ya que durante todo el año se trabaja de forma periódica, cada quince días, en la limpieza y adecentamiento del litoral lorquino», afirmó el consejero delegado de la empresa municipal de limpieza Limusa, el concejal Juan Francisco Martínez Carrasco.

En los próximos días, una brigada integrada por cuatro personas se encargará de retirar los residuos de la zona más inmediata al agua. Se hará sin medios mecánicos, aunque también se encargarán de instalar contenedores de basura y reciclaje para que los bañistas puedan dejar en ellos los residuos que generen. «No se trata del operativo habitual de verano, sino de uno menor que permitirá tener el litoral a punto. Se retirarán los restos de los últimos temporales y pondrá a punto la zona para el uso que pueda tener en estas fechas», añadió el edil de Limusa.

Sol y cortejos

Cada vez son más los turistas que se desplazan en estas fechas a las costas. Suelen pasar el día en la arena, tomando baños de sol, dejando las incursiones en el mar para meses de más calor. «Es verdad que la presencia de bañistas se adelanta cada vez más. Esperemos que este año haga buen tiempo y que puedan disfrutar de nuestro magnífico litoral», señaló. Los que mayor uso hacen de las costas lorquinas en estas fechas son los turistas extranjeros que acuden a presenciar los desfiles bíblico pasionales y aprovechan alguna mañana para desplazarse hasta Puntas de Calnegre.

Pero también muchos lorquinos aprovechan las vacaciones de Semana Santa para disfrutar del mar y del sol apenas a unos kilómetros de distancia de la ciudad. No habrá vigilancia por parte de socorristas, ya que ese servicio se establece únicamente en verano. Lo que ya estará vigente será la ordenanza de playas que entró en marcha hace unos días tras su aprobación en el Pleno municipal. Esta establece las normas que deberán seguir los usuarios que acudan a ellas.

Entre las novedades está que el litoral lorquino contará con una playa nudista, La Junquera, y otra para el baño de mascotas, la Larga. Además, estarán prohibidos los juegos y ejercicios en el mar o en la arena que resulten molestos para el resto de bañistas. Y no se podrá acampar y pernoctar en las playas y calas.

El documento incluye, además, cada una de las playas del municipio que se extienden a lo largo de los nueve kilómetros de litoral. Lo conforman trece: Larga, cala Blanca, playa de los Hierros, cala Leña, cala de la Gruta, playa Junquera, playa del cuartel del Ciscar, cala Honda, playa de San Pedro, Siscal, playa Baño de las Mujeres, playa de Calnegre y playa de Puntas de Calnegre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos