Unas 300 personas juran bandera en la plaza de España en el 75 aniversario de la AGA

Al toque de oración para honrar a los caídos siguió el sobrevuelo de la Patrulla Águila por el cielo de la plaza de España./Paco Alonso / AGM
Al toque de oración para honrar a los caídos siguió el sobrevuelo de la Patrulla Águila por el cielo de la plaza de España. / Paco Alonso / AGM

Siete aviones de la Patrulla Águila sobrevolaron el cielo del casco antiguo mientras se llevaba a cabo una descarga de fusilería

Pilar Wals
PILAR WALSLorca

Los actos conmemorativos del setenta y cinco aniversario de la Academia General del Aire (AGA) dieron comienzo ayer en la plaza de España con la jura de bandera de unas trescientas personas. El espacio monumental más emblemático de la ciudad aparecía abarrotado de público que siguió con atención los distintos acontecimientos que se sucedieron desde primeras horas de la mañana y que concluyeron entrada la tarde con un desfile militar por la céntrica calle Lope Gisbert.

La jura de bandera para personal civil autorizado reunió a jóvenes que se comprometían públicamente con la nación por primera vez, pero también a muchos veteranos que quisieron renovar la promesa que hicieron un día cuando llevaron a cabo el servicio militar. Entre los jurandos, casi la práctica totalidad de la corporación municipal, con su alcalde, Fulgencio Gil Jódar, al frente, que sorprendió a algunos de los mandos al entonar el himno de las fuerzas armadas con el que se honra a los caídos.

Los presidentes de las cofradías de Semana Santa también desfilaron ante la bandera. La profesora de universidad lorquina María Verónica de Haro lo hizo con la clásica mantilla española. No hubo ningún tipo de restricción u obstáculo, como aseguró el coronel director de la Academia General del Aire, Miguel Ivorra Ruiz, durante su intervención. Este tuvo un sentido recuerdo para los nueve lorquinos que fallecieron tras los terremotos de mayo de 2011.

La calle Lope Gisbert acogió un desfile que fue presenciado por cientos de lorquinos

Ivorra también hizo un guiño en su discurso a la Semana Santa lorquina, destacando que uno de los días grandes de la ciudad era el Viernes Santo, a la vez que señalaba que hoy [por ayer] no somos blancos o azules, sino españoles. Ensalzó -en conversaciones con el alcalde durante el acto- el entorno donde se celebraba la jura de bandera, que definió como una maravilla, destacando el acceso lateral de la colegial, el carrerón de San Patricio, por su espectacularidad.

Al referirse a este espacio, el alcalde indicó que es lugar habitual de los lorquinos para presenciar los acontecimientos que se suceden en la plaza de España, pero que ayer permanecía acotado por indicaciones militares para la entrada de la bandera desde el interior de San Patricio. De inmediato, dio orden para que se levantaran las restricciones y que los lorquinos pudieran ocupar ese lugar a modo de grada, como ocurrió instantes después.

El homenaje a los caídos fue uno de los momentos más emotivos. Los alumnos de la Academia General del Aire entonaron el himno de las Fuerzas Armadas para honrar a los que dieron su vida por España. Con el último sonido del toque de oración hicieron aparición en la plaza de España siete Casa C-101 aviojet que dejaron su estela en el cielo.

Descagas de fusilería

Poco después, harían lo propio durante el desfile que se llevó a cabo en la céntrica calle Lope Gisbert. Y mientras sobrevolaban el casco antiguo, de fondo se pudieron oír descargas de fusilería. Aunque estaba previsto que juraran bandera trescientas cinco personas, un pequeño error dejó a cuatro de ellas sin poder hacerlo, aunque se les ha invitado a hacerlo el próximo 4 de mayo en el acto previsto en la Academia General del Aire en San Javier.

Entre ellas está una integrante del Gabinete de Prensa del Ayuntamiento, Cristina Martín Muñoz. Curiosamente, ella y las ediles del PP, María del Carmen Ruiz Jódar, y del PSOE, María Antonia García Jiménez, con sus atuendos -rojo, amarillo y rojo- conformaron la bandera de España que fotografiaron muchos. Los jurandos recibieron un certificado de su promesa a la bandera. Lo hicieron poco después de poder disfrutar del desfile que se celebró desde Floridablanca. La tribuna de autoridades reunió a un importante número de mandos que acudieron de la Región.

La celebración llenó de público el recinto histórico de la ciudad, lo que fue comparado por muchos con jornadas festivas de la Semana Santa. Unas dos mil personas, según fuentes oficiales, presenciaron la jura de bandera en la plaza de España.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos