La patronal Ceclor critica que la recuperación del casco histórico no sea una prioridad

Su presidente aboga por que la puesta en valor del recinto antiguo se convierta en «el único gran proyecto» cuando acabe la reconstrucción

Pilar Wals
PILAR WALSLorca

La recuperación del casco histórico de la ciudad preocupa a la patronal Ceclor. Así lo puso de manifiesto su presidente, Antonio García Díaz, durante la Asamblea General de la Confederación Comarcal de Organizaciones Empresariales de Lorca, Ceclor. Durante su intervención criticó que la puesta en valor del conjunto histórico de la ciudad «no se haya convertido en objetivo estratégico de la recuperación de Lorca», señalando que se trata de la gran «asignatura pendiente» y que debe ser el «único gran proyecto» cuando termine la reconstrucción. Indicó como principales problemas del casco antiguo su desploblamiento y la proliferación de infraviviendas.

No fue el único asunto sobre el que quiso llamar la atención de los asistentes, entre los que se encontraban el presidente de la Comunidad Autónoma, Fernando López Miras; el alcalde, Fulgencio Gil Jódar, y el presidente de Croem, José María Albarracín. Habló del terremoto, del que precisamente ayer se cumplieron siete años. Hizo un rápido balance de los cambios ocurridos en la ciudad y habló de la regeneración urbana. Se quejó de que en las obras que se están ejecutando en los barrios la presencia de empresas de la comarca sea prácticamente inexistente.

Siguió hablando de los terremotos para lamentar que «las ayudas van lentas. Los retrasos afectan a numerosos beneficiarios de alquileres». Para el campus universitario pidió nuevos estudios. «Nos gustaría que se aumentase la oferta educativa con el título de terapia ocupacional, tan acorde con los otros que ya se imparten», a la vez que pidió que se impulse la «tramitación urbanística para que tenga lugar la construcción del centro de formación, investigación y asistencia dentro del campus que está impulsando la Fundación Poncemar, cuyo compromiso con el campus es indiscutible», recalcó el presidente de Ceclor.

«Política nacional del agua»

El déficit estructural de agua de la cuenca del Segura fue otro de los temas que abordó en su intervención. Reclamó una «respuesta definitiva a la eterna amenaza que año tras año persigue a nuestro sector primario». Y reclamó una «política nacional del agua que equilibre las desigualdades entre la España húmeda y la seca», para evitar situaciones tan absurdas como que en un mismo año se «indemnicen a quienes padecen sequía y a quienes han sufrido daños por las inundaciones, como esta misma semana se está reclamando desde Aragón».

El Corredor Mediterráneo «es otra de las reclamaciones históricas de esta casa», según el presidente de Ceclor, quien aseguró que «pedimos concreción en las partidas presupuestarias y la ejecución integral de ellas». Se preguntó si un soterramiento que se inicia a la altura de la gasolinera Europa y termina en la rambla de las Señoritas, «como esta confederación ha pedido al ministerio en varias ocasiones, es suficiente para nosotros. Nuestra respuesta es sí». Y apeló a todos los partidos políticos a que «se comporten con responsabilidad en esta cuestión clave para los intereses de nuestra comarca».

López Miras clausuró la asamblea cifrando la inversión total para la reconstrucción de Lorca en 1.200 millones de euros. «Han sido siete años de trabajo durante los que se ha invertido mucho en esta gran ciudad. Todavía queda mucho por hacer. Este año se destinarán 60 millones que permitirán a la ciudad ser uno de los pilares fundamentales de la Región».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos