El paso subterráneo de San Antonio pretende acabar con los atascos diarios

Rotonda de San Antonio que une la A-7 con la autovía de Águilas./P. A.
Rotonda de San Antonio que une la A-7 con la autovía de Águilas. / P. A.

El estudio del tráfico de 2015 calificaba esta rotonda como una de las intersecciones con mayor nivel de congestión y con flujos elevados de tránsito

Pilar Wals
PILAR WALSLorca

Los atascos son ya casi una constante en la rotonda de San Antonio. La intersección que une la autovía del Mediterráneo con la que va a Águilas sufre niveles de congestión muy altos y con flujos elevados de tránsito de cientos de coches a la hora. Así lo reflejaba un estudio del tráfico que presentó en 2015 la Consejería de Fomento.

El estudio analizó la red viaria, la densidad del tráfico, la problemática que ofrecían las intersecciones, los principales ejes de comunicaciones e identificaba los principales problemas de movilidad urbana en los distintos barrios. El informe señalaba que cuatro arterias del centro registraban atascos a diario, con hasta 1.750 coches a la hora. Entre las que destacaba con mayor conflictividad estaba la rotonda de San Antonio.

Esta vía es, además, una de las principales entradas a la ciudad y conecta la autovía del Mediterráneo con la Ronda Central de Evacuación. Los atascos se intensifican en las horas punta. Estos llegan incluso a paralizar el carril de acceso a la ciudad desde la A-7 en dirección a Murcia y la carretera de Granada desde el polígono de los Peñones. La solución a este colapso podría tener los días contados, ya que se prevé la construcción de un paso subterráneo para vehículos.

Su construcción se compatibilizará con la regeneración urbana del barrio de San Antonio, según anunció el alcalde, Fulgencio Gil Jódar, quien señaló que los vecinos tendrán especial protagonismo al participar en la ejecución del proyecto con sus aportaciones. «Será un único proyecto, ya que se fundirán la remodelación de San Antonio con la construcción del paso inferior», dijo Gil Jódar. Esta ejecución se incluye en el nuevo paquete de inversiones previsto por la Consejería de Fomento con el préstamo del Banco Europeo de Inversiones (BEI). La ampliación de los plazos permitirá llevar a cabo la obra, cuya redacción del proyecto se iniciará lo antes posible para poder ejecutarlo cuanto antes, recalcó Gil Jódar.

Con la construcción del paso inferior se suprimiría un nudo que constriñe la circulación de toda la ciudad, argumentó el alcalde, quien recordó que las obras de regeneración han permitido acabar con otras zonas que presentaban atascos como la avenida Presidente Adolfo Suárez, que en el estudio del tráfico aparecía como carretera de Granada. La ampliación de los carriles de circulación han solucionado las retenciones en ese lugar, como también las mejoras ejecutadas en la Ronda Central de Evacuación permiten ahora un tráfico más fluido.

Beneplácito de todos

El proyecto ha sido demandado en los últimos años de forma reiterada por el Grupo Municipal Socialista. Incluso llegó a plantear que se suspendiesen otras iniciativas (el ascensor al castillo) en detrimento de dar una solución al tráfico en esta zona con un paso inferior. Sin embargo, desde el Partido Popular se recuerda que en su mano estuvo cuando construyó la rotonda y la fuente monumental que la preside.

El paso inferior permitirá un tránsito continuado de vehículos desde la A-7 a la autovía Lorca-Águilas y la Ronda Central de Evacuación y al contrario, pero también suprimirá las retenciones de salida y entrada a la ciudad por el barrio de La Viña. Cuando finalicen los tramos que restan de la Ronda Central de Evacuación el tránsito por la arteria principal de la ciudad se reducirá considerablemente, como ya ocurrió con la construcción del paso inferior bajo el ferrocarril en la avenida de Santa Clara. Allí se suprimió uno de los pasos a nivel que mayores retenciones provocaban en la ciudad.

Temas

Lorca

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos