El Palacio de Villaescusa acogerá también Contratación y Fomento

Fachada del Palacio de Villaescusa, cuyas obras están a punto de concluir. Queda pendiente la eliminación del cableado exterior. / Sonia M. Lario / AGM

La reforma del edificio, que ha permitido aligerar de peso la estructura, deberá estar acabada a principios de octubre

INMA RUIZLORCA

Lo que iba a ser solo un refuerzo estructural tras los daños causados por los terremotos de 2011, se ha convertido en una reforma integral del Palacio de Villaescusa, un edificio histórico que albergaba varias dependencias municipales. Ahora será más moderno y accesible, sobre todo para los cientos de usuarios que pasan al día por los servicios de Estadística y Empadronamiento. El concejal de Obras, Ángel Meca, dijo a 'La Verdad' que conforme se han desarrollado las obras, han comprobado que «había cosas muy mejorables». Han buscado la manera de que la atención a los ciudadanos sea más cómoda con una renovada sala de espera. «Se ha cambiado toda la instalación eléctrica, se ha creado una salida de emergencia de la que carecía el edificio, hemos reforzado la escalera forjada y se han renovado los suelos y el ascensor».

El principal escollo que las brigadas han encontrado durante las obras, fue las innumerables capas de hormigón que, tras sucesivas rehabilitaciones, daban al suelo del inmueble un peso excesivo, haciéndolo más vulnerable. Se han eliminado 300 toneladas, aligerando así la estructura. También se han cambiado las cubiertas, se ha retirado la pesada losa de hormigón que cubría los tejados, sustituyéndola por vigas de madera laminada y panel sándwich rematado con las tejas originales del inmueble, lo que ha contribuido a eliminar una innecesaria carga.

Menos peso
La reforma del edificio ha servido para aligerar 300 toneladas de capas de hormigón acumuladas en el suelo.
Mejores servicios
Una salida de emergencia, de la que carecía, ascensor nuevo y una renovada sala de espera para los ciudadanos.
Cables ocultos
Se eliminarán de la fachada los antiestéticos cables soterrándolos o tapándolos con canaletas.

La obra, en la que se han invertido 350.000 euros, resulta «muy complicada», confirmó Meca, porque se está realizando con materiales tradicionales y modernas técnicas aplicadas a la construcción. Entre los métodos utilizados está el cosido de muros de carga con fibra de vidrio.

Los andamios ya han desaparecido de la fachada, lo que anuncia la cercana terminación de los trabajos que comenzaron en septiembre de 2016. Se centran ahora en la parte baja del edificio con la adecuación del patio de acceso al servicio de Estadística. Está previsto que, una vez terminada la obra a principios de octubre, regresen a sus dependencias habituales las concejalías de Fomento, Turismo, Contratación y Patrimonio Histórico, ahora repartidas en inmuebles de alquiler en distintos puntos del casco histórico.

Aún queda por resolver el problema de los cables que penden de la fachada, como ocurre en buena parte del casco histórico de la ciudad. La Concejalía de Obras baraja las opciones de soterrarlos cuando se acometan las obras de remodelación de la calle Santiago o disimularlos con canaletas fijadas al exterior del inmueble.

Temas

Lorca

Fotos

Vídeos