El palacio de congresos estará listo para las ferias del próximo año

Los trabajos se han intensificado en los últimos días en la plaza de la entrada principal del auditorio y en las calles adyacentes, que están siendo asfaltadas. /Paco Alonso / AGM
Los trabajos se han intensificado en los últimos días en la plaza de la entrada principal del auditorio y en las calles adyacentes, que están siendo asfaltadas. / Paco Alonso / AGM

La inyección de siete millones de euros permite retomar los trabajos con mayor intensidad e iniciar los procesos de equipamiento

Pilar Wals
PILAR WALSLorca

No habrá más reajustes en el calendario de las grandes ferias. La Sepor, Feramur y la Feria del Caballo, entre otras, volverán a su emplazamiento habitual, el recinto ferial de Santa Quiteria, reconvertido en centro de ferias y congresos. La inyección económica del Gobierno regional, de siete millones de euros, permitirá no solo terminar las obras de esta infraestructura, sino equiparla cubriendo todas sus necesidades.

El anuncio lo realizó esta misma semana el presidente de la Comunidad Autónoma, Fernando López Miras, quien hizo hincapié sobre la influencia que la infraestructura de ferias y congresos podría tener no solo sobre la ciudad. «Será un motor para la economía, el turismo y el empleo», subrayó.

metros cuadrados estarán destinados a zona expositiva
Salas de conferenciasEl centro de ferias y congresos dispondrá de una sala de 242 metros cuadrados con capacidad para 252 personas, una segunda de 160 metros cuadrados con un espacio para 100, y una tercera de 100 metros cuadrados para 60.Amplio patio exterior La infraestructura contará con un espacio exterior de 3.194 metros cuadrados que permitirá acoger montajes de gran tamaño de las ferias y certámenes que se desarrollen en el lugar.150 plazas de parkingLas instalaciones cuentan con un amplio aparcamiento subterráneo capaz de albergar 150 vehículos. El parking se conecta con los montacargas para facilitar la carga y descarga de material tanto para las ferias y certámenes como para los actos en el auditorio.917 espectadoresEl auditorio tendrá un aforo de 917 espectadores. La amplia caja escénica aportará la posibilidad de celebrar espectáculos con grandes montajes que no eran posibles en el Teatro Guerra.

El máximo interés del alcalde, Fulgencio Gil Jódar, es agilizar las obras para propiciar su apertura el próximo año. «Ese es el objetivo. Trabajar a contrarreloj para lograr que las ediciones del próximo año de Sepor, Feramur o Fericab tengan como escenario el nuevo recinto». Pero las pretensiones no son solo que este nuevo espacio expositivo acoja las ferias y certámenes en vigor, sino crear nuevos con suficiente importancia para atraer público al recinto a lo largo de todo el año. Las especiales características de las instalaciones también permiten la celebración de congresos, una de las apuestas por la que en los últimos años ha mostrado interés la ciudad. Y su amplitud y las distintas estancias con aforos variados incluso posibilita la celebración de distintos acontecimientos a la vez.

La solución a la financiación de la segunda fase ha permitido que los trabajos -ralentizados en los últimos meses- se hayan retomado con más intensidad. El pabellón de ganado vivo -con 4.661 metros cuadrados- está ya cerrado y se trabaja en los detalles interiores y exteriores. Al auditorio también se le dan los últimos retoques en su fachada principal. Casi concluida está la plaza donde se situará la entrada al recinto. Estos días se han llevado a cabo distintos trabajos de asfaltado de la zona. Lo que aún está más atrasado es la urbanización de todo el entorno. El retranqueo del nuevo edificio respecto a la fachada trasera anterior del recinto ha permitido el ensanche, prolongado y apertura de la calle Pintor Salvador Zamora para unir las calles Horno y Santa Quiteria y así mejorar la movilidad peatonal de los vecinos y del tráfico rodado.

En el nuevo recinto de ferias y congresos se ha invertido hasta el momento once millones de euros. Siete de ellos, en la primera fase, financiados con fondos europeos y parte del dinero obtenido por el Ayuntamiento gracias a un sorteo extraordinario de la lotería celebrado a beneficio de la ciudad tras los terremotos. A esa cantidad se sumaron cuatro millones más para la fase de urbanización. Y, ahora, serán otros siete, del Banco Europeo de Inversiones, los que permitirán su conclusión, con lo que el coste final de la infraestructura alcanzará la cifra de 18 millones de euros.

Fotos

Vídeos