Las obras de Juan Carlos I se retoman con más intensidad en la recta final de los trabajos

El concejal anuncia que de inmediato se iniciará la demolición del tramo de aceras que falta y tras los acabados comenzará la transformación de las calles adyacentes

PILAR WALSLorca

Los obreros vuelven hoy a la avenida de Juan Carlos I. No se marcharon del todo durante la Navidad, pero sí ralentizaron sus trabajos y eliminaron cualquier actuación que requiriese maquinaria pesada o materiales que generasen suciedad. De esta forma, se cumplió el acuerdo que alcanzaron Consistorio, comerciantes y vecinos para que durante la campaña de Navidad la arteria principal de la ciudad mostrase la mejor imagen posible de cara a que las ventas no se viesen afectadas por las obras de remodelación.

Pasadas las fiestas se retoman los trabajos, aunque con especial cuidado para que las rebajas se vean afectadas lo menos posible por los trabajos. Las obras, según el concejal de Fomento e Infraestructuras, Ángel Ramón Meca Ruzafa, están casi concluidas. «Queda poco de demolición y zanjas. Lo que resta son labores de acabado».

Las aceras están colocadas casi en su totalidad gracias al esfuerzo que realizaron en los meses previos a la Navidad los técnicos que trabajan en ella. «Lo he dicho en varias ocasiones y no me voy a cansar de repetirlo. Su actuación ha sido magnífica. Han hecho un gran esfuerzo para lograr que Juan Carlos I estuviese en las mejores condiciones para la campaña de Navidad», reiteró el edil Meca Ruzafa.

La alameda de Ramón y Cajal y la plaza de Colón son los próximos objetivos del proyecto

A pesar de ello, los trabajos han continuado estos días, pero de forma discreta y en zonas en que los viandantes no se veían molestados. La capa de asfalto sobre la calzada ha permitido el tránsito de vehículos casi con total normalidad. A lo largo de todo el trayecto se levantará en distintos puntos para permitir las conexiones aún pendientes. Y la instalación de las tapas de los registros de los servicios. «Pero esto son ya trabajos menores, a excepción de ese tramo que aún queda de obra», dijo el edil de Fomento e Infraestructuras. Anunció que en los próximos días se retomarán los trabajos de la calle Serrallo y se iniciarán las previstas en la plaza de Colón y la alameda de Ramón y Cajal.

Esta última vía es de gran importancia porque es una de las calles de evacuación de la zona de seguridad y emergencias que se sitúa en la alameda de la Constitución durante la celebración de los desfiles bíblico pasionales. Como señaló el alcalde, Fulgencio Gil Jódar, durante la supervisión de los trabajos de asfaltado de Juan Carlos I, el proyecto estará concluido antes de la celebración de la Semana Santa.

Será entonces, cuando por primera vez se podrá ver la nueva iluminación extraordinaria que se ha adosado a las nuevas farolas y que evitará el montaje y desmontaje de focos cada vez que la arteria principal acogía un desfile o cabalgata.

Temas

Lorca

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos