El nuevo responsable de Limusa anuncia mano dura para mantener limpia la ciudad

Basura fuera de los contenedores en la zona de la antigua plaza de abastos, en pleno recinto histórico, a primera hora de la mañana./PACO ALONSO / AGM
Basura fuera de los contenedores en la zona de la antigua plaza de abastos, en pleno recinto histórico, a primera hora de la mañana. / PACO ALONSO / AGM

La empresa municipal pondrá en marcha una campaña informativa sobre los horarios de recogida y las multas por incumplir las normas

Pilar Wals
PILAR WALSLorca

El nuevo consejero delegado de la empresa municipal Limusa, el edil Juan Francisco Martínez Carrasco, quiere una ciudad más limpia. Lograr ese reto es su principal pretensión, pero no solo a costa de limpiar más, «sino también de ensuciar menos». Este último objetivo va a ser el motivo de una campaña que se iniciará en las próximas semanas y que pretende «concienciar a todos de la necesidad de acatar las ordenanzas para lograr una mejor convivencia», afirmó el concejal.

El «plan de choque» se iniciará, explicó Martínez Carrasco, con una contundente campaña de información acerca de los horarios en que se debe depositar la basura en los contenedores. Irá dirigida tanto a los ciudadanos como a los comerciantes. «Queremos acabar con esa mala imagen que ofrecen algunas áreas comerciales con las calles plagadas de cajas de cartón a mediodía, a pesar de que los vehículos de recogida especial las transitan constantemente para retirarlas. Hay unos horarios que todos tienen que cumplir y vamos a repetirlos una y otra vez para que ciudadanos y comerciantes tomen conciencia de cuándo no están cumpliendo con su deber».

150
euros por no retirar los excrementos de animales de compañía de la vía pública.
75
euros por tirar papeles o desperdicios fuera de las papeleras y ensuciar espacios públicos.
151
euros por depositar basura fuera del horario establecido.

También se informará de los horarios y días en que se pueden sacar enseres voluminosos a la vía pública, previa solicitud a la empresa municipal. Los hosteleros, igualmente, «recibirán cumplida cuenta de los horarios en que pueden deshacerse de los restos que generen». Y se sancionará, advirtió el consejero delegado de Limusa. «Se va a informar, a advertir y, por supuesto, se multará a quien no atienda las recomendaciones de las ordenanzas de convivencia».

Los usuarios podrán enviar a la compañía, a través del móvil, fotos de las zonas donde se acumula suciedad

El edil insistió en que «se multará», pero que no se hace «con afán recaudatorio». Juan Francisco Martínez señaló que «han sido los propios ciudadanos los que vienen reclamando desde hace algún tiempo que se aplique la ordenanza para evitar una situación que es generalizada. Son los lorquinos que hacen bien las cosas los que están indignados y están pidiendo que se actúe, y que se haga con contundencia, para poner fin a determinadas conductas que provocan problemas de convivencia».

La campaña de información se iniciará en los próximos días. En ella, se dará cuenta de los nuevos servicios que se van a poner en marcha, entre los que se encuentran la posibilidad del pago de la ORA de forma más cómoda. «Se hará a través de una 'app' que permitirá expedir un tique virtual sin necesidad de acudir al parquímetro».

Esta 'app' dará la posibilidad de comunicar en tiempo real con la empresa municipal de limpieza para solicitar servicios. «A través de ella, los ciudadanos podrán informar a Limusa de una necesidad real en materia de limpieza en zonas públicas. Podrán enviar no solo la información, sino también fotografías y se podrá actuar de inmediato», añadió.

Las máquinas de limpieza se echarán, literalmente, a la calle para hacer un deshollino general, anunció el concejal de Empresas Municipales, quien volvió a pedir la colaboración de los ciudadanos no solo para conocer los lugares en que hace falta una mayor higienización, sino también para que ensucien menos. «Tiene que ser un propósito de todos para este año. Desde Limusa podemos limpiar mucho, pero si no mantenemos esa limpieza no sirve para nada». Y quiso destacar la profesionalidad de todos los trabajadores que integran la plantilla de Limusa. «Contamos con el mejor personal y tecnología punta, por lo que entre todos podemos lograr una ciudad más limpia, más amable y concienciada con la limpieza».

El cese del gerente, detalló, supondrá un ahorro de 75.000 euros al año. El nuevo consejero pretende dar un mayor protagonismo al Consejo de Administración, impulsar el diálogo social con los trabajadores e incorporar nuevos servicios», concluyó Juan Francisco Martínez.

Más

Temas

Lorca

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos