Los monumentos restaurados tras los seísmos abrirán sus puertas la Noche de los Museos

El Palacio de Guevara mostrará por primera vez sus estancias con el mobiliario de los siglos XVII y XVIII, tal y como lo situaron sus propietarios

PILAR WALSLORCA

Las 'huellas' que dejó el terremoto en monumentos como la colegial de San Patricio, la torre del Espolón, la capilla del Rosario o la iglesia de San Francisco podrán contemplarse durante la Noche de los Museos que se celebrará en la ciudad el próximo sábado. Esa misma mañana, y el día anterior, los más pequeños ya estarán inmersos en su particular Noche de los Museos, ya que las actividades para los niños se adelantan. Entre las novedades que se proponen para la celebración de esa noche están la apertura de todos los monumentos que han sido rehabilitados tras los terremotos.

Pero no solo se podrá ver su recuperación, sino que además se mostrarán los hallazgos producidos durante esas labores. La iglesia de Santiago, que sucumbió al terremoto de mayo de 2011, se abrirá de par en par para recorrerla con la posibilidad de hacerlo con guías que explicarán cada uno de los detalles de su restauración. Igual ocurrirá con la colegial de San Patricio.

El Palacio de Guevara, también conocido como Casa de las Columnas, abrirá por primera vez sus estancias para contemplar el mobiliario de los siglos XVII y XVIII que atesora en su interior. Ha sido situado donde fue colocado por sus primeros propietarios, entre ellos, don Juan de Guevara, cuyo cuadro ocupa la primera estancia -la de la escalera- que encontrará el visitante nada más adentrarse en el monumento.

Se espera que la visita al Guevara se convierta en foco de atracción no solo para los lorquinos, sino también para visitantes de poblaciones limítrofes y turistas, ya que nunca antes se pudo recorrer las estancias del palacio con el mobiliario original. Será la «prueba de fuego», dijo hace unos días el concejal de Cultura, Agustín Llamas Gómez, para comprobar «cómo se comporta el monumento de cara a la masiva presencia de público». El suelo, de cerámica, será cubierto para evitar que se agrave el deterioro que presenta en algunas de las estancias.

El salón amarillo, que guarda una capilla privada en un armario, será uno de los principales atractivos, ya que gran parte de su mobiliario podrá contemplarse ya rehabilitado. Igual ocurre con el dormitorio principal y otras salas y salitas. Otra de las propuestas interesantes llevará a los visitantes hasta la vieja ciudad. Allí, en la calle Zapatería, se podrán visitar los restos arqueológicos del nuevo edificio del colegio Madre de Dios de las Mercedarias.

En la Fuente del Oro habrá actividades, como también por las calles. La intención es enlazar los diferentes monumentos con la posibilidad de disfrutar de las distintas artes en la calle. La oferta aumenta y también su calidad, dijo Llamas.

Temas

Lorca

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos