El Mass acogió la presentación del volumen 'Capuz. Profano y sacro'

José Francisco López Martínez, José María Miñarro, Enrique España Torrecilla, María García Martínez y Joaquina Gil, en el Mass./P. A. / AGM
José Francisco López Martínez, José María Miñarro, Enrique España Torrecilla, María García Martínez y Joaquina Gil, en el Mass. / P. A. / AGM

La edición, en torno a la exposición del escultor, pretende darle un «carácter de permanencia que la temporalidad de la muestra no puede asumir»

Pilar Wals
PILAR WALSLorca

'Capuz. Profano y sacro' ha conseguido lo que pretendía, según el comisario de la exposición, José Francisco López Martínez, «un redescubrimiento de la figura artística de José Capuz». Un esfuerzo que, mediante la edición del catálogo 'Capuz. Profano y sacro', «pretende adquirir un carácter de permanencia que la temporalidad de las exposiciones no puede asumir».

Así lo aseguró el autor del volumen de sesenta páginas que fue presentado en el claustro del Museo Azul de la Semana Santa, Mass, con la presencia del presidente del Paso Azul, José María Miñarro González; la presidenta de la Fundación Paso Azul, María del Sagrado Corazón García Martínez; la presidenta de la Asociación de Nuestra Señora de los Dolores, Joaquina Gil Arcas; el director del Mass, Miguel García Peñarrubia; y el representante ante la Junta de Cofradías de Semana Santa de Cuenca de la Muy Antigua y Venerable Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno del Puente, Enrique España Torrecilla.

El libro-catálogo tiene como principal objetivo redescubrir la obra del artista que, «por diferentes circunstancias, ha sido olvidado o solo recordado de una manera sesgada», afirmó López Martínez. Ambas circunstancias -dijo- concurren en la exposición 'Capuz. Profano y sacro', organizada a propósito de la conmemoración del 75 aniversario de dos imágenes religiosas de gran repercusión en sus respectivas ciudades, Cuenca y Lorca, donde el nombre de José Capuz «está ligado de manera única al de sus correspondientes obras procesionales, el Nazareno del Puente conquense y la Santísima Virgen de los Dolores, titular del Paso Azul de Lorca».

El autor aseguró que «el enorme éxito devocional de ambas imágenes ha eclipsado por completo el resto de la obra de Capuz para aquellos que se acercan al conocimiento del artista a través del indudable magnetismo de unas esculturas concebidas para alcanzar todo su significado en la interacción con el espectador, ya sea en la intimidad del oratorio o en su evolución por el escenario urbano».

Y añadió: «Que han cumplido su objetivo con creces lo demuestra que la figura de su autor ha pasado a un plano secundario de absoluta dependencia, ya que, para la inmensa mayoría de los conquenses, José Capuz es el escultor de Jesús del Puente, de la misma manera que, para los lorquinos, Capuz es el autor de la Virgen de los azules». Incluso, señaló José Francisco López Martínez, el título de la exposición muestra una clara intencionalidad, «la de ofrecer una visión completa del trabajo de Capuz, sin artificiosas fronteras marcadas por los distintos géneros, en una obra que se debe interpretar en su completa unidad como una constante persecución de los mismo ideales artísticos en las diferentes versiones expresivas ofrecidas por cada uno de los géneros abordados por el artista». El volumen se puede adquirir en el Mass al precio de 10 euros.

Temas

Lorca

Fotos

Vídeos