La llegada del frío hace que aumenten las ventas de ropa de abrigo un 10%

El cambio brusco de las temperaturas llena las tiendas y evitará que coincidan la campaña de invierno con la de Navidad y de rebajas

Pilar Wals
PILAR WALSLorca

«Para que vamos a mentir. Estábamos muy preocupados, porque el frío no llegaba y las prendas de invierno estaban colgadas en los percheros esperando compradores». Así de contundente se mostraba, el pasado viernes en declaraciones a 'La Verdad', el presidente de la Unión Comarcal de Comerciantes, Antonio Martínez. Admite que desde hace unos días se les cambió la cara a los comerciantes lorquinos. «Ha llegado el frío de una forma muy brusca, pero como se suele decir, no hay mal que por bien no venga. La gente se echó a la calle a comprar ese abrigo que le gustaba y que aún no adquiría, porque no hacía frío suficiente, o la manta, edredón o estufa que necesitaba si bajaban las temperaturas pero que aún no le hacía falta», aseguró Martínez.

Es pronto para cuantificar el incremento de las ventas, reconoce, aunque cree que puede situarse «en torno al 5% o 10% en dos días». Se vendió mucha ropa (abrigos, bufandas, chales, jerseys, sudaderas...), pero también de hogar. «Edredones, mantas, alfombras... A ello, hay que sumar pequeños electrodomésticos que son necesarios aunque uno tenga en casa climatización, como son calefactores que se cuelgan del techo, la última novedad, o braseros, para tener en las mesas de camilla».

Y donde las ventas se dispararon de una manera especial es en la equipación deportiva. «Se nota que Lorca es una ciudad donde se practica bastante deporte. Estos días se ha vendido mucho material térmico para ciclistas y corredores. Muchas mallas y suéter térmicos para hacer frente al frío en la carretera o la montaña. Y en breve, comenzará la temporada de nieve, lo que hará que se incrementen también las ventas de material destinado a los amantes del esquí o simplemente a los que les gusta disfrutar de la montaña y la nieve con la familia».

«Solo nos falta que llueva para vender botas de agua, paraguas y chubasqueros»

Por pedir, dijo, «solo nos falta que llueva para vender botas de agua, paraguas y chubasqueros». El adelanto de la temporada de invierno «ha llenado las tiendas», pero también «ha evitado que coincidan las campañas de invierno con la de Navidad y Rebajas, que era lo que todos nos temíamos al registrarse temperaturas muy cálidas para las fechas en que nos encontrábamos».

La concejal de Comercio, María del Carmen Ruiz Jódar, también se mostró contenta por el giro que ha dado el tiempo en los últimos días. «No apetecía comprar ropa de temporada, porque prácticamente hasta hace unos días hemos ido en manga corta. Pero ahora sí ha llegado el frío y el invierno está a las puertas, por lo que hay que pertrecharse con toda clase de prendas para hacer frente a las bajas temperaturas». El adelanto del frío, señaló Ruiz, «evitará lo que ha ocurrido en años anteriores, que las ventas de ropa de invierno coincidían con la campaña de Navidad y con la de rebajas. Ahora tiene que llegar la lluvia», concluyó.

Fotos

Vídeos