Limusa logra con sus campañas de concienciación reducir la suciedad en el recinto histórico

Los lemas pegadizos y los mensajes contundentes calan entre los vecinos, que utilizan ya como práctica habitual las botellas para diluir orines

Pilar Wals
PILAR WALSLorca

'No te metas en un marrón' o 'Esta Semana Santa lo único que está permitido tirar al suelo son flores' son algunos de los lemas de las últimas campañas de fomento de buenos hábitos que ha llevado a cabo la empresa municipal de limpieza Limusa. Parece que ha calado en los lorquinos y comienzan a verse los primeros resultados. Ya no es tan fácil encontrar orines y excrementos de perros en las calles del centro de la ciudad. Y se ha vuelto casi una práctica habitual acompañarse durante el paseo de mascotas con una de las 2.000 botellas que Limusa repartió para diluir los orines en la vía pública. «Es cierto, lo estamos notando, pero también los lorquinos nos han hecho llegar su satisfacción por los resultados que se están logrando. Hay que continuar, porque tenemos previstas, como dijimos a comienzos de año, campañas constantes para lograr una ciudad más habitable», aseguró el concejal delegado de Limusa, Juan Francisco Martínez Carrasco.

En pocos días se repartieron el 70% de las botellas para diluir los orines. El resto, se entregó a los clientes con mascotas de bares y tiendas. Lo próximo será fomentar el reciclaje. El edil de Limpieza anunció que pretende incrementar las cifras y que no dudará para ello en ir puerta a puerta.

En Semana Santa se redujo considerablemente la basura recogida de las calles y algunas organizaciones como la de hosteleros han optado por sumarse a esta particular 'cruzada' en favor de la limpieza. La última insiste en lograr la convivencia entre el descanso de los vecinos y el divertimento de los que acuden a las terrazas. Muchos han bajado la voz.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos