Limusa iniciará en agosto las obras del centro logístico, que estarán listas en nueve meses

Las instalaciones, para optimizar recursos de la limpieza urbana, costarán dos millones y se abastecerán del agua sobrante de las piscinas

Pilar Wals
PILAR WALSLorca

En agosto se pretende que comiencen las obras del nuevo centro logístico de la empresa municipal de limpieza, Limusa, que se situará junto al complejo deportivo Felipe VI. Las instalaciones permitirán desmantelar las actuales, frente al Huerto de la Rueda. Estas últimas se destinarán, según anunció ayer el alcalde, Fulgencio Gil Jódar, a aparcamiento del Palacio de Ferias y congresos que se construye en el antiguo Santa Quiteria.

Se trata, dijo Gil Jódar, de un «proyecto estratégico» para «optimizar recursos de limpieza urbana». La inversión, de dos millones de euros, correrá a cargo de la empresa municipal. Está previsto que se construya sobre una parcela de 14.000 metros cuadrados. De ellos, 4.400 se destinarán al depósito judicial de vehículos y 6.300 al centro logístico de Limusa. El resto serán espacios verdes para «minimizar el impacto visual», explicó el concejal delegado de Limusa, Juan Francisco Martínez Carrasco.

Entre las peculiaridades de la nueva infraestructura está que se abastecerá del agua de la renovación obligatoria de las piscinas municipales del complejo deportivo Felipe VI. Para ello, contó el concejal de Limusa, «se ha proyectado una red para canalizar el agua sobrante hasta el recinto, que será reutilizada para riego de jardinería, lavadero y repostaje de máquinas de baldeo».

Su construcción permitirá desmantelar el actual recinto y destinarlo a parking del palacio de congresos

Pero, además, la nueva base de la empresa municipal de limpieza será dotada de un alumbrado de alta eficiencia energética mediante la instalación de más de cien proyectores led para la iluminación general del recinto y sus edificios. Su seguridad estará garantizada con el vallado metálico de todo el recinto, estableciéndose un control de acceso rodado y peatonal. Se instalarán 28 cámaras de vídeo vigilancia, formando un amplio cinturón de control tanto en el interior como en el exterior de los edificios.

«Eficiencia energética»

La nave albergará las oficinas, taller y lavadero. «Se ha dotado de alta eficiencia energética, proyectando un edificio de energía casi nula o con alta eficiencia energética, disminuyendo la demanda energética de sus estancias mediante soluciones muy eficientes en su envolvente térmica (fachada, suelos, cubierta y huecos). El edificio incorpora más del 70 por ciento de energía solar térmica para producir agua caliente sanitaria e instalación fotovoltaica», detalló el edil de Limusa. Se espera que esté concluido en nueve meses.

Temas

Lorca

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos