Un hundimiento obliga a quitar el monumento a la bordadora para reforzar su cimentación

La mejora forma parte de un proyecto destinado a renovar instalaciones y jardines de la plaza de Concha Sandoval

PILAR WALS y A. SORIANOLorca

El monumento a la bordadora será retirado la próxima semana de su emplazamiento en la plaza de Concha Sandoval, junto al Palacio de Guevara, para proceder a mejorar la cimentación. El terreno donde está colocada, en el centro de un parterre del jardín, ha cedido con el paso del tiempo y la escultura se inclina cada vez más.

La concejal de Desarrollo Local, Sandra Martínez Navarro, informó ayer de los trabajos que acaba de iniciar en dicha plaza, no solo para solucionar el problema concreto del monumento, sino para mejorar en su conjunto esta pequeño jardín, en el centro de la ciudad.

La escultura de la bordadora, que es de bronce, fue realizada por la artista lorquina María Dolores Fernández Arcas, académica de número de la Real Academia de Bellas Artes Santa María de la Arrixaca, e instalada en el año 1985, coincidiendo con la Semana Santa. La propia autora, a petición del Ayuntamiento, como explicó la concejal, supervisará las operaciones para retirar la estatua, restaurarla si es necesario y volver a colocarla en ese mismo lugar.

Está previsto replantar los parterres y mantener el arbolado histórico existente

Los técnicos consideran que el peso del monumento, ya que la escultura está sobre un bloque de piedra, y las filtraciones de agua de riego de los jardines que la rodean, por el mal drenaje de la zona en que se encuentra, han provocado que, con el paso del tiempo, el terreno vaya cediendo de forma irregular y que la escultura se incline cada vez más hacia adelante, creando cierta sensación de inestabilidad.

La estatua sedente de la bordadora, que aparece cosiendo con un bastidor a sus pies, suele ser muy visitada por los turistas que pasan por la ciudad y, especialmente en Semana Santa, recibe un homenaje del Paso Encarnado, cuyos cofrades acuden a ofrecerle un ramo de flores y, de camino, le colocan un pañuelo rojo.

Pero los trabajos en la plaza de Concha Sandoval no se limitan al monumento sino a todo el conjunto que tiene una superficie de 473 metros cuadrados. Se procederá al cambio íntegro de la red de riego con nuevas tuberías de suministro de agua enterradas, junto con un sistema autónomo de control de programación de los riegos.

En cuanto al jardín propiamente dicho se plantará nueva vegetación de tipo arbustivo, manteniendo los árboles existentes. Se van a emplear, entre otras, especies como begonias y hortensias. Las barandillas que limitan los jardines y las farolas se van a repintar y volverán a colocarse reparados los bancos. Los trabajos están a cargo del Programa de Fomento del Empleo Agrario.

Temas

Lorca

Fotos

Vídeos