Una 'huella sonora' alertará a los vehículos cuando se salgan del carril

'Huella sonora' longitudinal fresada que se perforó ayer en la carretera hacia Águilas./Paco Alonso / AGM
'Huella sonora' longitudinal fresada que se perforó ayer en la carretera hacia Águilas. / Paco Alonso / AGM

La primera perforación en el asfalto para reducir la siniestralidad se colocó ayer en la carretera con Águilas, pero le seguirá la de Caravaca-Jumilla

PILAR WALSLorca

La primera 'huella sonora' longitudinal fresada en una vía convencional de la red de carreteras de la Región de Murcia se hizo ayer en la autovía RM-11 que une Lorca con Águilas. Se trata, según explicó el director general de Carreteras, José Antonio Fernández Lladó -quien supervisó la actuación de mejora de la señalización que propone el Ministerio de Interior-, de una medida para la mejora de la seguridad vial que «consiste en una serie de guías de elementos perforados en el pavimento destinada a alertar en caso de que el vehículo se salga de carril».

Este mecanismo ha sido considerado, dijo, como «una solución muy eficaz para reducir la siniestralidad en las carreteras convencionales». Y detalló que es la «solución óptima» para los riesgos de accidentalidad que presentan las vías de servicio unidireccionales de este tramo de la autovía RM-11 que, por la ausencia de marcas viales, se usa en ambos sentidos y por tráfico peatonal.

Se ha planificado en ambas vías de servicio la delimitación de un carril para los vehículos (en sentido unidireccional) y otro para los peatones pintando marcas viales continuas. El director general de Carreteras insistió en que se refuerza la señalización horizontal mediante huella sonora longitudinal fresada y la instalación de separadores de carril (éstos solamente en la vía de servicio de la margen derecha).

La 'huella sonora' es -contó el responsable de Carreteras- una de las 16 actuaciones del plan de medidas urgentes para reducir la siniestralidad en las carreteras españolas, presentado por el Ministerio del Interior el pasado enero. «Tienen como fin evitar salidas de vías e invasiones del carril contrario en carreteras convencionales, con una reducción de entre el 67% y el 29% de las colisiones frontales». Cuando los neumáticos de los vehículos pasan por las guías sonoras, el conductor recibe las advertencias sonoras y táctiles por medio de vibración y sonido. Ayer precisamente se midió con un vehículo dotado con micrófonos el ruido que genera esta banda que la Dirección General de Tráfico pretende implantar también en la RM-714, que une Caravaca de la Cruz, Calasparra, Venta del Olivo y Jumilla, según destacó José Antonio Fernández Lladó.

Fotos

Vídeos