El Hospital Virgen del Alcázar roza las 9.000 intervenciones quirúrgicas en el último año

La ampliación del centro, en la que se ha invertido más de un millón de euros, permite crear nuevos espacios y dotarlo de la última tecnología

Pilar Wals
PILAR WALSLorca

El Hospital Virgen del Alcázar se ha convertido en el centro privado de referencia de la comarca. Fue una de sus principales pretensiones cuando fue fundado en 1972 a través de una sociedad privada con la finalidad de prestar asistencia sanitaria en general tanto en medicina como cirugía. A lo largo de los últimos cuarenta y cinco años, se han acometido ampliaciones y reformas, llegando a duplicar el número de camas en 2003. En los últimos meses, la transformación del centro hospitalario ha abarcado una ampliación que se ha materializado en 780 metros cuadrados de obra nueva y 531 de reforma, lo que ha supuesto una inversión de más de un millón de euros. Pero, además, se ha realizado una renovación de sus equipos, incorporando la última tecnología.

«Esta obra de ampliación y mejora ha sido una clara apuesta por la innovación, un concepto que se asienta sobre los pilares básicos de este hospital: Compromiso y profesionalidad. Todo para procurar una mejor atención sanitaria a los ciudadanos de Lorca y la comarca del Guadalentín», afirma la directora gerente del Hospital Virgen del Alcázar, María Dolores Lafuente.

En el último año se han realizado 29.899 consultas externas en el centro, se han atendido 5.806 urgencias y 14.465 pruebas diagnósticas, además de 8.948 intervenciones quirúrgicas. El Hospital Virgen del Alcázar cuenta con 170 trabajadores y 145 profesionales médicos. Las mejoras han incluido todo el aparataje. «El hospital ha realizado, además, una fuerte inversión en la renovación de equipos radiológicos, incorporando unidades de última generación para ofrecer a los pacientes una mayor efectividad en los diagnósticos y optimizar la calidad en los tratamientos».

Con 145 profesionales sanitarios, atiende casi 29.900 consultas externas y 5.800 urgencias

Entre las nuevas incorporaciones están un mamógrafo digital y estación de trabajo para la visualización en alta resolución de las mamografías, un ortopantomógrafo digital que permite realizar diagnósticos unívocos con rapidez y visualización, un densitómetro óseo digital de última generación y un 'software' específico para la digitalización de la radiografía convencional.

Las urgencias se han situado frente a radiología para «optimizar así el acceso y tránsito de los pacientes y agilizar su atención», concluye María Dolores Lafuente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos