La feria de día será la gran apuesta

La plaza de Calderón, uno de los centros neurálgicos de la feria de día, repleta de gente en la pasada edición de las fiestas./P. Alonso / AGM
La plaza de Calderón, uno de los centros neurálgicos de la feria de día, repleta de gente en la pasada edición de las fiestas. / P. Alonso / AGM

Los hosteleros se esforzarán en preparar tapas más elaboradas y de mejor calidad. La Concejalía anuncia un control estricto de los horarios para conciliar el descanso de los vecinos con la fiesta en la calle

INMA RUIZLorca

La Concejalía de Festejos y la asociación de hosteleros de Lorca (Hostelor) trabajan con el mismo objetivo: cuidar la feria de día. El año pasado fue un éxito recuperar el casco histórico para la fiesta, y en esta ocasión se quiere apostar más fuerte por la calidad en la estética y en la gastronomía. La feria de día ha resultado ser todo un filón que no quieren perder. Ya han empezado las primeras reuniones para escuchar propuestas y alternativas de hosteleros y las concejalías de Festejos y Seguridad Ciudadana.

El presidente de Hostelor, Francisco Jesús Abellaneda, explica que se decorarán las calles «con banderolas con publicidad de la ciudad para ofrecer una imagen más uniforme». La barras irán revestidas con el logotipo de la feria, evitando la exhibición de marcas comerciales. Los colores predominantes serán el blanco y el azul.

1 Calidad
Se incidirá en que los hosteleros ofrezcan tapas elaboradas, no para salir del paso
2 Música en directo
Se ofrecerán 24 conciertos en plazas del centro de la ciudad
3 Estética cuidada
Los chiringuitos tendrán un diseño uniforme en tonos blanco y azul.
4 Cumplimiento de horarios
La música dejará de sonar a las 19 horas, sin excepción.
5 Evitar 'botellódromos'
La Policía Local vigilará el consumo de alcohol en la calle.

«Es más que fundamental no caer en la tapa fácil, nos esforzaremos en presentar platos más elaborados, hay que ofrecer nuestra mejor imagen, que el escaparate sea el más deseable, eso es lo que hará que la gente quiera volver», asegura.

Los conciertos en la calle dotan de un atractivo muy importante a la feria. Habrá 24 actuaciones musicales de pop, rock y flamenco. «Todos los grupos harán versiones de canciones muy conocidas para que haya implicación del público», explica el concejal de Festejos, Agustín Llamas. Los escenarios se colocarán en las plazas de España, San Vicente, Calderón y Abastos. «Estudiaremos la posibilidad de ampliar la música en directo a más plazas», añade. El horario para apagar la música será estricto, a las siete de la tarde todos los equipos tendrán que estar desconectados, «sin excepción», advierte Llamas. «Es muy difícil compatibilizar la fiesta con el descanso de los vecinos pero tenemos que conseguirlo», subraya.

Esperan más público

Algunas calles se cortarán al tráfico, como Lope Gisbert, y funcionará un servicio de guardería y ludoteca que «el año pasado fue todo un éxito», recuerda Llamas. En esta feria, la concejalía de Festejos espera más afluencia de público que el año pasado, porque «el formato ha gustado mucho; estamos convencidos de que la gente de poblaciones limítrofes se animará a venir». El edil explica que el objetivo es que la feria de Lorca sea un referente en la Región. «La base la tenemos pero los distintos sectores implicados debemos luchar por ella y cuidarla», reflexiona.

La limpieza de las calles donde se concentra la gente será otro de los caballos de batalla. Este año se colocarán más papeleras provisionales y baños portátiles. Además, los hosteleros contratarán servicios de limpieza privados, que trabajarán al mismo tiempo que el servicio municipal Limusa para adecentar la zona de copas una vez que se de por terminada la feria de día y en el menor tiempo posible. Los hosteleros han pedido al Ayuntamiento más vigilancia policial «para evitar conductas incívicas», explica Abellaneda, presidente de Hostelor. Los agentes estarán especialmente alerta para evitar 'botellódromos' en el centro de la ciudad. «Vamos a ser muy rigurosos, no se van a permitir», alerta el concejal.

Los grupos de la oposición también han dado sus opiniones para que la feria de día resulte más atractiva. La concejal socialista María Antonia García apuesta por hacerla «monotemática, de una ciudad mediterránea como Ibiza», guardando la misma estética, engalanando las calles con tonos blanco y azul. Propone que la puesta en escena la realicen decoradores profesionales.

Por su parte, la concejal de IU- Verdes Adoración Peñas propone «una feria más participativa» y que no se deje en manos de una empresa privada la contratación de los espectáculos. «Ese dinero se podría invertir en programar actuaciones de mayor calidad que las que se ofertan actualmente». Porque «siempre vienen los mismos artistas, es todo muy repetitivo».

Para Ciudadanos (Cs), la falta de la calidad de las actuaciones es uno de los fallos principales de la feria. «Hay que darle más vida al centro de la ciudad, con más conciertos y chiringuitos», propone el edil Antonio Meca.

Fotos

Vídeos