Farolas y papeleras se acumulan en naves a la espera de ser reutilizadas

Farolas almacenadas en dependencias municipales.
Farolas almacenadas en dependencias municipales. / David Giner / AGM

El Consistorio tiene que alquilar almacenes para guardar el mobiliario retirado por las obras de regeneración; después se empleará en otros puntos del municipio

INMA RUIZLorca

Las obras de regeneración urbana de calles y barrios, que se suceden en el municipio en los últimos años, están llevando consigo la retirada de todo el mobiliario urbano que es sustituido por otro nuevo y más eficiente, como es el caso de las farolas. Pero más de la mitad de esos elementos que se renuevan, no se desechan. Los que se encuentran en buen estado son reciclados, indica a 'La Verdad' el concejal de Fomento e Infraestructuras, Ángel Meca.

Es tanto el material que se acumula en los almacenes de que dispone el Ayuntamiento en el polígono Los Peñones y en La Torrecilla que estos se han quedado pequeños y el Consistorio se ha visto obligado a alquilar naves de mayor tamaño en el Camino Viejo del Puerto, que también están ya «saturadas». Añade que «para nosotros este material es valioso, no podemos dejarlo en la calle, expuesto a actos vandálicos o robos».

De las farolas más deterioradas, los operarios sacan las piezas que se pueden reutilizar, como los equipos de encendido. Otras se reciclan para reponer de urgencia las que puedan resultar dañadas en momentos puntuales en cualquier lugar del municipio. En las calles de las pedanías se están instalando sobre todo los apliques de pared ante la demanda de las asociaciones de vecinos que exigen más iluminación artificial en sus diputaciones.

En otros casos, las viejas luminarias no sirven y tienen que ser descartadas como ha sucedido en el barrio de Los Ángeles. «No cumplían la normativa por contaminación lumínica y han sido desechadas, igual que las que había en Ronda Sur». Las que están siendo instaladas ahora, nada tienen que ver con las que se colocaron hace décadas que suponían un gasto energético mucho mayor.

Las farolas que se están retirando ahora con motivo de los trabajos de renovación de la avenida Juan Carlos I están pendientes de valoración por si pueden ser acomodadas en otro lugar. «Eran demasiado robustas, con una iluminación a mucha altura y demasiada potencia, no son muy prácticas». El báculo de las que se están colocando ahora es más bajo, ilumina mejor y ofrece un mayor rendimiento», aseguró.

Segunda vida para los bancos

La mayoría de las papeleras que son retiradas se reparan en el caso de que tengan algún desperfecto y se instalan en otras zonas del municipio, igual que sucede con los bancos. En este caso, los alumnos de los talleres de Empleo son los encargados de reponer las maderas dañadas y pintarlos para dejarlos como nuevos. La Policía Local también reutiliza las señales de tráfico que son suprimidas de las calles en obras.

No corren la misma suerte todos los conductos que se están renovando bajo el asfalto de calles y barriadas enteras para mejorar las redes, en todos los casos, muy obsoletas. «Las tuberías son material de desecho, no se aprovecha nada», confirmó.

Temas

Lorca

Fotos

Vídeos