Emergencias prepara un catálogo de recursos para terremotos e inundaciones

Puntales, tras el terremoto, en el Palacio de Guevara./Sonia M. Lario / AGM
Puntales, tras el terremoto, en el Palacio de Guevara. / Sonia M. Lario / AGM

Incluirá las empresas que pueden aportar mantas, colchones, alimentos y maquinaria pesada y los contactos a cualquier hora los 365 días del año

PILAR WALSLORCA

Las empresas del municipio están recibiendo estos días un completo cuestionario para conocer los recursos con que cuentan y que podrían ser necesarios en situación de terremoto o inundaciones. Los datos que aporten servirán para conformar el catálogo de recursos en el que trabaja el Servicio Municipal de Emergencias y que tiene como principal objetivo saber con qué logística cuentan en situación de una alerta o emergencia.

En estas labores trabajan tres técnicos de Emergencias y otro más de Industria. La intención es contar con este recurso lo antes posible y así evitar las situaciones que se produjeron tras los terremotos de mayo de 2011 y las inundaciones de septiembre de 2012 en que hubo que localizar maquinaria pesada y avituallamiento para miles de personas en un tiempo récord.

«La actuación en esas dos circunstancias fue excepcional, pero todo hubiera sido mucho más fácil contando con este elemento que permite gestionarlo todo mucho más rápido», afirmó en declaraciones a 'La Verdad' el concejal de Emergencias, Juan Miguel Bayonas López. Las primeras empresas que recibirán las cartas en las que se les solicita el máximo de detalles sobre equipamiento, personal y contactos serán las de los polígonos industriales. «Nuestra intención es conocer de cuántos colchones, mantas o maquinaria pesada disponemos. Pero además, saber de antemano quién es la persona que se encargaría de facilitarnos el material y el teléfono al que podemos llamar a cualquier hora los 365 días del año», explicó.

La logística para situaciones de emergencia requieren no solo de alimentos o ropa de abrigo, sino también de medicinas, vehículos y material de derribo o construcción. «Un elemento que se convirtió en Lorca en muy necesario tras los terremotos fueron los puntales y los tacos de madera para calzarlos. Recuerdo que se pidieron a toda España porque no solo el municipio se quedó sin ellos, sino la Región y las provincias limítrofes. Cuando los bomberos de otras regiones se ofrecían para venir lo primero que les solicitábamos era que trajesen puntales», argumentó Bayonas López.

Los puntales permitían a los equipos de emergencia no solo asegurar los edificios y evitar su caída, sino también afianzar los espacios a los que accedían para rescatar a atrapados o recoger enseres antes de que los inmuebles fueran demolidos. Aún hoy se puede ver un edificio en la Travesía Ramón y Cajal que exhibe decenas de puntales mientras se decide sobre su futuro. Muchos de los puntales desechados tras la reconstrucción están en los almacenes del Servicio Municipal de Emergencias. «Nos hemos hecho con un estocaje de algo más de un millar de contrafuertes que han sido retirados tras recuperar los inmuebles. La intención tenerlos por si fueran necesarios», agregó el edil popular.

Camiones, excavadoras, palas, sillas, mesas, agua o tiendas de campaña también estarán reseñados al dedillo en el catálogo de recursos. Así como el material que almacenan las farmacias y dónde localizar a sus licenciados en caso de necesidad. «No podemos tirar de la guía de teléfonos o de internet. La intención es que si se necesita un fármaco determinado para una persona con solo pasar la hoja sepamos quién lo tiene, dónde y a quién hay que llamar para que nos lo facilite en unos minutos. Es imprescindible, por lo que nuestra intención es que cuanto antes dispongamos de él, mejor».

La noche del terremoto se abrieron farmacias, supermercados, almacenes de frutas y verduras y empresas de derribo y construcción. No hubo que solicitar sus aportaciones, todo lo contrario, la mayor parte de ellos se ofrecieron para poner a disposición todo lo que tenían en sus naves. Pero ahora se pretende hacerlo de forma ordenada. «Nos puede aportar agilidad que es lo que hace falta en esos momentos», dijo.

El Plan de emergencias en situación de terremoto se actualiza continuamente, como también el de Semana Santa. Se incorporan, según el edil de Emergencias, los cambios que se pueden producir, pero también las novedades que se incorporan. «En el caso del de Semana Santa, este año sufrirá algunos cambios, generados por la remodelación de la avenida de Juan Carlos I. Hay que incorporar, por ejemplo, la nueva infraestructura tras las reformas ejecutadas, como es el caso de la iluminación de última tecnología o la nueva situación de los servicios que se han incorporado».

Las Fiestas de San Clemente, de Moros, Cristianos y Judíos, también han contado este año con un plan específico por la celebración en otro escenario al habitual del Gran Desfile Parada. «Y no solo por eso, sino por la gran cantidad de acontecimientos que tienen las celebraciones en un gran espacio de tiempo y en distintos lugares. Hay que contar con las excepcionalidades que pueden suceder en el desfile, castillo, el Mercado Medieval... Cada uno de los emplazamientos», agregó.

En estos momentos también se trabaja en nuevos planes como el de frío y nevadas. Son fundamentales, detalló el edil de Emergencias, ya que sobre todo el último es imprescindible en las pedanías altas. «Hay muchos escolares que se mueven en autobús para ir a sus centros. Algunos incluso se trasladan al casco urbano y hay que tener prevista cualquier circunstancia que puede ocurrir con precipitaciones de nieve intensas», concluyó.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos