Un dron con cámara rastrea el alcantarillado para detectar averías y evitar pérdidas

Tras el terremoto, se produjeron cientos de fisuras en las conducciones «difíciles de localizar sin contar con esta tecnología punta»

PILAR WALSLORCA

La aplicación de la última tecnología a través de drones con cámaras está permitiendo a la empresa mixta Aguas de Lorca inspeccionar las redes municipales para detectar pérdidas y averías y así «optimizar el aprovechamiento del agua», aseguró ayer el alcalde, Fulgencio Gil Jódar. Este, en compañía del concejal de Empresas Municipales, Juan Francisco Martínez Carrasco, asistió a una jornada de trabajo de los nuevos equipos de Aguas de Lorca. «Se trata de un control preventivo en el que se usa un dron que se introduce en una alcantarilla. A través de la cámara, ofrece imágenes del estado en que se encuentra la infraestructura», explicó uno de los técnicos que se encargan de esta labor.

Se llevó a acabo en la calle Corredera, ante la expectación de numerosos curiosos que se acercaban a contemplar los novedosos equipos. «Es una forma de supervisar en tiempo real el correcto estado de la red municipal», contó el alcalde, quien dijo que los controles se realizan de forma periódica por todas las canalizaciones del subsuelo, no solo de la ciudad.

Pero, además, los nuevos equipos ofrecen un «correcto diagnóstico» del estado de las canalizaciones, posibilitando el arreglo inmediato de una fisura y evitando que se produzcan filtraciones y daños posteriores. Estos nuevos métodos, contó Gil Jódar, son necesarios en una red de saneamiento que cuenta con una longitud de 424,5 kilómetros, «dispone de unas 9.810 acometidas, 8.875 pozos de registro y cuenta con unas 3.400 rejillas para la captación de agua de lluvia».

El terremoto de mayo de 2011 provocó cientos de fisuras en las conducciones «difíciles de localizar sin contar con esta tecnología punta», reconoció el edil de Empresas Municipales, quien señaló que el trabajo hubiera sido mucho más fácil entonces con estos medios. Las obras de regeneración urbana que se acometen desde entonces en el municipio han permitido -recordó Gil Jódar- la renovación de todas las redes, lo que «ha reducido de forma drástica las roturas en las conducciones».

Entre las actuaciones más inmediatas que se están llevando a cabo, aludió a la que se realiza en estos momentos en la avenida de Juan Carlos I. «Se está renovando el colector con nuevos materiales que resolverán los problemas de fugas». Labores similares se están ejecutando, agregó, en los distintos barrios y zonas donde se ha actuado hasta el momento.

Fotos

Vídeos