Las dificultades para aclarar la propiedad de los panteones bloquean su rehabilitación

Estado de uno de los panteones históricos del cementerio de San Clemente que resultaron dañados por los terremotos./Paco Alonso / AGM
Estado de uno de los panteones históricos del cementerio de San Clemente que resultaron dañados por los terremotos. / Paco Alonso / AGM

Los trámites retrasan los expedientes necesarios para acogerse a las ayudas del plan de patrimonio cultural

Pilar Wals
PILAR WALSLorca

Los propietarios de algunos panteones históricos del cementerio de San Clemente, dañados por los terremotos de mayo de 2011, intentan sin éxito tramitar los expedientes necesarios para poder incluirlos dentro del Plan Director de Recuperación del Patrimonio Cultural. Las dificultades se plantean, según afirmó ayer el concejal de Cultura, Agustín Llamas Gómez, «porque no está clara la propiedad de esos monumentos». Los terrenos del cementerio son de la Vicaría Episcopal de Lorca, que realizó una cesión para la construcción de los panteones durante un periodo determinado de tiempo. «Ahí estriba todo el conflicto. Los servicios jurídicos están intentando resolver el problema para ver a quién hay que darle la financiación para recuperarlos», dijo.

Mientras, algunos propietarios han optado por no esperar más y rehabilitar sus panteones, que resultaron muy dañados como consecuencia de los movimientos sísmicos. Entre los que lucen nuevamente su encanto de antaño está el de Adela Cachá Arcoya, que se sitúa en la calle principal del camposanto. Los trabajos en el monumento han sido importantes, ya que la capilla neogótica sufrió daños de consideración. En la misma calle, la de Santa María, se muestran algunos que aún no han recibido las atenciones que precisan y que se ven envueltos en dificultades para dilucidar su propiedad. También en la calle San Clemente hay varios que están pendientes de decisión.

Pendientes del BIC

El terremoto causó desprendimientos y caídas de fragmentos y partes de elementos arquitectónicos en un total de 34 capillas o panteones. Se realizaron actuaciones de emergencia, sobre todo, para frenar los deterioros y evitar el derrumbamiento de algunos elementos decorativos y escultóricos. Las piezas retiradas fueron numeradas, catalogadas, protegidas y almacenadas en una parcela no edificada del propio cementerio, para su posterior recolocación en el momento de la restauración.

Mientras, continúa en el aire la declaración de todos ellos como Bien de Interés Cultural (BIC). Un asunto que se viene planteando desde hace años y que llevaría a la máxima consideración a estas joyas del camposanto con inspiración de arquitectos flamencos del siglo XV, diseños vernáculos o elementos bizantinos.

Temas

Lorca

Fotos

Vídeos