«La detonación ha sido muy fuerte, como una bomba, y todo se ha zarandeado»

La herida más grave, una frutera, es introducida en una ambulancia para ser trasladada al hospital Rafael Méndez. / Paco Alonso / AGM

La explosión de una bombona de camping gas en la plaza de abastos durante unos trabajos privados de oxicorte deja tres heridos

PILAR WALSLORCA

«Era un día de mucha alegría porque la plaza estaba llena, repleta de público, que compraba lo necesario para preparar la cena de Navidad. En todos los puestos había mucha gente. De repente hemos oído una fuerte explosión. No sabíamos si era una bomba o un terremoto», contó ayer en declaraciones a 'La Verdad' Provi Soto, frutera de la plaza de abastos.

No puede continuar hablando porque las lágrimas acuden a sus ojos mientras se abraza a una compañera que intenta consolarla. Respira y sigue diciendo: «Ha sido horroroso. Hemos pasado un miedo tremendo. Todo ha saltado por los aires y dos compañeras y una clienta han resultado heridas». Nuevamente interrumpe su relato de lo sucedido mientras otra placera, la panadera Caty Ruiz, cuenta que el ruido que se escuchó en el momento de la explosión fue «atronador». La detonación, explicó, «ha sonado como una bomba, todo se ha zarandeado y la gente ha echado a correr. Había cristales y restos del techo por todos lados».

Eran poco más de las once de la mañana de ayer cuando en un puesto situado frente a la entrada de la plaza de abastos por la Alameda de Cervantes se producía una explosión. Una bombona de camping gas que estaba siendo utilizada para trabajos de soldadura privados saltaba por los aires, según señalaba el concejal de Emergencias, Juan Miguel Bayonas López. Causó tres heridos afectados por laceraciones y cortes en las piernas como consecuencia de los impactos de la rotura de mamparas y otros materiales de paredes y techo. En el lugar del suceso se encontraba la concejal de Urbanismo, María Saturnina Martínez Pérez, enfermera de profesión, que realizaba los primeros auxilios a los heridos.

Poco después, llegaban al lugar del suceso los servicios de emergencias que trasladaban en ambulancia a los heridos hasta el Hospital general universitario Rafael Méndez. Mientras, una cuarta persona era atendida en el lugar del suceso aquejada por una crisis de ansiedad. Muy nerviosos también se mostraban muchos de los placeros, que aguardaban a las afueras de la plaza de abastos mientras los bomberos y personal de Emergencias revisaban las dependencias.

«Ha sido desalojada de inmediato y no se ha permitido la entrada a ninguna persona hasta que los equipos han verificado que no había riesgo alguno», afirmó el alcalde en funciones, Francisco Félix Montiel Sánchez. Junto a él, la concejal de Plazas y Mercados, María del Carmen Ruiz Jódar, que señaló que «una vez que se ha comprobado que no se han visto afectados el sistema eléctrico y otros servicios y tras retirar los materiales susceptibles de caer -placas de escayola y cristales- se está procediendo a la limpieza de todo el recinto con intención de que abra sus puertas mañana domingo [hoy]. Los placeros quieren mostrar así normalidad y poder atender las peticiones de sus clientes».

Poco después se permitía la entrada a los placeros para revisar sus puestos y ordenar mercancías de cara a la apertura esta mañana a las ocho. La plaza de abastos se sitúa en los bajos de un edificio de seis plantas que no tuvo que ser desalojado. Los técnicos revisaron el edificio que «no ha sufrido incidencia alguna», según contó Bayonas López.

Entre las más afectadas por lo ocurrido estaba Manuela Martínez, que vende frutas y verduras en el primer puesto junto a la entrada. «Mi cuñada y yo estábamos justo enfrente de donde se ha producido la explosión. Ella se ha llevado la peor parte. Tiene un corte muy profundo, aunque tras coserle la herida parece que la enviarán a casa. Ha sido horroroso. Salió sangrando como pudo. La plaza estaba repleta. En nuestro puesto había más de veinte personas. Ha podido ser una catástrofe», contó.

Ayer tarde en la plaza de abastos equipos de limpieza se afanaban por dejarlo todo a punto para que esta mañana vuelva a abrir sus puertas. Entre los lorquinos un mensaje de apoyo a los placeros que incluía la petición de que hoy la gente acuda a comprar para mostrarles su solidaridad.

Temas

Lorca

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos