IU denuncia caos en la Oficina del Terremoto, mientras el alcalde dobla la plantilla

Pilar Wals
PILAR WALSLorca

«Caos y falta de medios», denunció el pasado viernes el Grupo Municipal de Izquierda Unida-Verdes en la Oficina del Terremoto, que atiende a los damnificados por la catástrofe. La concejal de IU-V Gloria Martín afirmó que los afectados por el seísmo se ven obligados a guardar cola a la intemperie desde las siete de la mañana para obtener número y que muchos «tienen que volverse a casa, día tras día, sin ser atendidos por falta de personal en dicha oficina».

En la Oficina del Terremoto, añadió, están «desbordados», por lo que su formación política ha ayudado a 226 familias a redactar alegaciones ante los requerimientos de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia para que devuelvan las ayudas concedidas hace casi siete años para hacer frente a la rehabilitación de sus viviendas, dañadas por los terremotos de mayo de 2011. También solicitó que el Consistorio reclame al Gobierno regional que las «ayudas prescritas» sean archivadas en cumplimiento de la Ley.

El alcalde, Fulgencio Gil Jódar, anunció poco después que «se ampliarán los recursos y se doblará al personal» tras la reunión mantenida a primera hora de la mañana de ayer. Hizo un llamamiento a la «calma», mientras aseguró que «todo se va a solucionar de forma satisfactoria». Los técnicos -argumentó Gil Jódar- realizarán certificados de las obras que no han podido justificarse porque los damnificados realizaron sus propias reformas o porque no cuentan con facturas que sirvan para cerrar los expedientes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos