Damnificados por el seísmo denuncian que llevan 30 meses sin cobrar las ayudas

El presidente de la comunidad del edificio Marsilla, que ya está en construcción.
El presidente de la comunidad del edificio Marsilla, que ya está en construcción. / S. M. Lario / AGM

Dieciocho familias que perdieron sus casas tienen que pagar de su bolsillo los recibos del alquiler porque no llegan las subvenciones de la Comunidad Autónoma

INMA RUIZLORCA

Dieciocho familias que perdieron sus casas tras los terremotos de 2011 llevan más de dos años y medio sin cobrar las ayudas al alquiler por necesidades de realojo a que, dicen, tienen derecho. Son los propietarios del edificio Marsilla, en la plaza del Ibreño, que fue derribado y del que ahora se ultima la reconstrucción. Al calvario de ser desalojados por el seísmo y de llevar seis años fuera de su hogar, se suma ahora el impago de las subvenciones públicas que les corresponden para hacer frente a la renta de las casas en las que viven en régimen de alquiler.

El presidente de la comunidad de propietarios, José Aznar, dijo a 'La Verdad' que en su caso, la Comunidad Autónoma le adeuda 8.400 euros. «La mayoría de los vecinos somos jubilados, no podemos hacer frente a los pagos del alquiler con nuestras pensiones durante tantos meses. Están jugando con los sentimientos y el dinero de los vecinos y no lo podemos consentir».

Todos los días acuden a reclamar a la oficina de atención a los damnificados por los terremotos, ubicada en la Gerencia de Urbanismo, pero «no nos aclaran el motivo del retraso en los pagos». Hartos de esperar una respuesta y una solución a sus problemas, el portavoz de los afectados anuncia que están decididos a adoptar «las medidas de presión que sean necesarias» si la Comunidad no les da en septiembre una explicación coherente ni se dispone a saldar la deuda contraída con ellos. «Nos sentimos indefensos, tenemos que hacer algo».

La plataforma eleva a medio millar la cifra de afectados por el retraso en los pagos, con una deuda de casi 5 millones de euros

El caso de estos vecinos no es el único. Según la Plataforma de afectados por los terremotos de Lorca, unas 500 familias podrían estar siendo víctimas de retrasos en el pago de las ayudas para el alquiler por realojo. Su presidente, Juan Carlos Segura manifestó a 'La Verdad' que es un «problema serio porque estamos hablando de una deuda de entre cuatro y cinco millones de euros» contraída con los propietarios de viviendas derribadas a consecuencia de los seísmos.

El presidente de dicho colectivo se comprometió «a apoyar a los damnificados en cualquier movilización que decidan emprender» para exigir el inmediato abono de la subvención por parte de la Administración regional.

La directora general de Ordenación del Territorio y Vivienda de la consejería de Fomento, Laura Sandoval, fue interpelada ayer por los vecinos del edificio Marsilla durante una rueda de prensa en Lorca, en la que se comprometió con ellos a averiguar las causas del retraso en los pagos.

Por su parte, la concejal de Desarrollo Local con competencias en materia de vivienda, Sandra Martínez, que la acompañaba en su comparecencia, se ofreció a servir de enlace entre los vecinos y la consejería. Dijo desconocer «dónde está el escollo», y aseguró que permanecerá en contacto continuo con los afectados para «intentar solucionar el problema en el menor tiempo posible».

Fotos

Vídeos