Cultura estudia devolver parte de la colección de escudos a las fachadas

Los dos escudos heráldicos de la fachada principal del Palacio de San Julián, detrás de los andamios, están siendo restaurados./Paco Alonso / AGM
Los dos escudos heráldicos de la fachada principal del Palacio de San Julián, detrás de los andamios, están siendo restaurados. / Paco Alonso / AGM

Las restauraciones tras el seísmo están permitiendo recuperar el estado original de muchos de los blasones que presentaban un grave deterioro

Pilar Wals
PILAR WALSLorca

'Lorca, la de los cien escudos' es uno de principales lemas con los que la ciudad se ha dado a conocer desde hace años. La frase viene dada por la proliferación de notables emblemas de piedra que muestran casas solariegas y palacios en sus vetustas portadas. Sin embargo, algunos de estos escudos -que antaño eran una especie de tarjeta de visita en la que se reflejaba el linaje y los méritos de sus dueños- han sido retirados tras la demolición de las viviendas que los sostenían o por reformas que no permitían su mantenimiento. Estos conforman una amplia colección de emblemas que ocupan salas y almacenes del Museo Arqueológico Municipal, aunque ahora un proyecto pretende que salgan del olvido y puedan volver a su lugar de origen.

El Consistorio estudia esta posibilidad, aunque no descarta que puedan ser exhibidos en conjunto en un mismo espacio perfectamente adaptado. La colección del Museo Arqueológico está integrada por cinco emblemas de piedra que se pueden contemplar dentro de su exposición y una decena más que aparecen en distintos almacenes. «Desde hace algún tiempo, estamos interesados en poderlos mostrar, aunque nuestras pretensiones son hacerlo en las mejores condiciones y en un lugar que aporte sentido a estas piezas. Algunos de los más interesantes están en la exposición del Museo Arqueológico, pero hay muchos otros de gran interés que deberían poder ser contemplados no solo por los estudiosos, sino por el público en general», afirmó el concejal de Cultura, Agustín Llamas Gómez.

La opción de devolverlos a las fachadas que ocuparon es algo que hay que estudiar de forma individualizada. «Cada uno tiene una idiosincrasia que se tendrá en cuenta a la hora de decidir. Hay fachadas que han sido reconstruidas y que admiten este tipo de elementos y en otras quizás no tienen cabida», detalló. Mientras, dijo, se está llevando a cabo la restauración de muchos de estos emblemas, junto con la recuperación de los inmuebles a los que están adosados. Un ejemplo es el Palacio de los Condes de San Julián. Los dos escudos de su fachada están cubiertos por andamios que posibilitan el trabajo a los restauradores.

Los del Palacio de San Julián están siendo rehabilitados y al de los Arcas se le retirará el cableado que lo rodea

Justo enfrente, en el esquinazo de la calle Pío XII y Lope Gisbert, se sitúa un escudo donde aparecen los apellidos Lorca, Arcas, Montijo, Ruiz Mateos y Rendón, en la casa que fue de Guillermo Arcas Fernández. En los próximos meses será restaurada con fondos del Plan Director para la recuperación del patrimonio cultural. Los trabajos incluirán el escudo heráldico y la retirada del amasijo de cables que lo rodea.

De los García de Alcaraz

Entre los escudos notables que hay en la ciudad está el más grande de la Región, el de los García de Alcaraz. Fue realizado en la primera mitad del siglo XVI. Refleja la historia de un caballero vencedor; el escudo de la Casa de los Moreno, de la segunda mitad del siglo XVI, relata detalles de un importante comerciante genovés; y el del Palacio de los Alburquerque, sede del Archivo Histórico Municipal, del siglo XV, perteneció a la familia del mismo nombre, emparentada con los reyes de Portugal. El del Palacio de los Irurita, en la Corredera, está siendo restaurado junto al palacio sobre cuya fachada se sitúa. En unos meses será descubierto y podrá contemplarse nuevamente.

Temas

Lorca

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos