'Cruzada' contra los excrementos de perro que ensucian la vía pública

Una mujer recoge la caca de su perro en una imagen de archivo. /LV
Una mujer recoge la caca de su perro en una imagen de archivo. / LV

'No te metas en un marrón' es el lema de la próxima campaña de Limusa, con la que se invita a los dueños de mascotas a utilizar los 110 'sanecanes'

Pilar Wals
PILAR WALSLorca

'No te metas en un marrón' es un mensaje claro y contundente, a la vez que un tanto risueño y divertido. Así se pretende que sean las campañas de la empresa municipal de limpieza, Limusa, que tienen como principal objetivo, según el edil responsable, Juan Francisco Martínez Carrasco, «una ciudad más limpia y amable». En breve arrancará una nueva 'cruzada', esta vez contra los excrementos de perro que llenan muchas calles del recinto histórico. La intención, explicó el edil, es «visibilizar los 110 puntos que hay en la ciudad para recoger bolsas y depositar las cacas de las mascotas y así hacer la convivencia vecinal mucho más llevadera».

Las quejas por la presencia de orines y excrementos de perros se habían disparado en los últimos meses en el casco antiguo. En algunas calles inmediatas a las principales era un habitual la suciedad que generan los animales de compañía. Los anuncios de que se iba a intensificar la vigilancia llevó a que muchos propietarios cambiarán determinadas actitudes.

Ahora hay menos excrementos, pero los orines siguen plagando las fachadas, por lo que se tendrá en consideración una de las propuestas planteadas por la concejal socialista, María Antonia García Jiménez. Esta suele portar una pequeña botella donde mezcla, a partes iguales, agua y vinagre para diluir los pipís de su perro. El edil de Limpieza ha anunciado que regalarán dos mil botellas flexibles para acabar con las incomodidades que generan los orines de perro no solo en fachadas, sino también en papeleras, farolas y el resto de mobiliario urbano. Las botellas tienen un difusor que hará más fácil su utilización. Lleva un pequeño mosquetón que permitirá colgarlo al pantalón, mochila o bolso y serán serigrafiadas expresamente para su uso en Lorca, apuntó el edil.

Se regalarán 2.000 botellas flexibles para mezclar vinagre y agua y diluir los orines

Daños en el mobiliario

Los daños que provocan los orines en el mobiliario urbano son visibles con un recorrido por la ciudad. El deterioro es considerable hasta el punto de que algunos de los carteles de hierro que se instalaron para anunciar eventos presentan una gran corrosión en la zona baja. Limusa destina cada día un gran número de efectivos a la limpieza de los orines en zonas de difícil acceso para la maquinaria que se encarga del saneado de las calles.

La intención de las campañas, detalló Martínez Carrasco, es «lograr ensuciar menos y poder destinar esos esfuerzos a mantener más limpia la ciudad. Todo ello va en beneficio de los ciudadanos. Si gastamos menos podremos rebajar el recibo de la basura que pagamos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos