El Consistorio se compromete a bajar el recibo de la basura si caen los gastos de limpieza

Una campaña municipal insistirá en la importancia de reciclar e invitará a los vecinos a manchar menos las calles

Pilar Wals
PILAR WALSLorca

«Si no tiramos papeles al suelo, recogemos los excrementos de nuestros animales y dejamos las bolsas de basura en el interior de los contenedores, no hará falta que los operarios de limpieza lleven a cabo estas tareas y podrán dedicarse a mantener higienizada nuestra ciudad. Pero también nos ahorraremos mucho dinero, que podrá verse reflejado en el recibo de la basura». Así de contundente se mostró en declaraciones a 'La Verdad' el concejal de Empresas Municipales y delegado de Limusa, Juan Francisco Martínez Carrasco, quien es tajante al asegurar que «si ensuciamos menos y tenemos la ciudad más limpia, ahorraremos y podremos bajar el recibo de la basura».

Es el compromiso al que pretende llegar con los ciudadanos. Su intención es que los lorquinos se conciencien y cumplan con las normativas en cuanto a convivencia ciudadana. «Estamos redoblando esfuerzos. Se está viendo en las calles. Se limpia más y con maquinaria de última tecnología que nos permite higienizarlo todo, pero necesitamos la ayuda de los ciudadanos. Hay que evitar ensuciar, pero también promover que desaparezcan determinadas conductas animando a otros a que nos imiten», afirmó el edil.

Los horarios para introducir la basura en los contenedores aún no se cumplen a rajatabla, y todavía hay muchos lorquinos que sacan sus bolsas a cualquier hora. «Eso provoca que los contenedores se llenen desde instantes después de vaciarlos, lo que lleva consigo que generen mal olor y un aspecto de dejadez, algo que debemos evitar». Pero también se quejó de gestos que se siguen repitiendo en zonas en que se han colocado isletas de contenedores soterrados. «Los operarios de limpieza recogen cada día decenas de bolsas que dejan los ciudadanos depositadas junto a las bocas de los contenedores. Únicamente hay que abrir la tapa y meterla dentro, pero todavía hay muchos que no lo hacen», se quejó.

Limusa busca «la desaparición de determinadas conductas incívicas»

Igualmente, se siguen introduciendo bolsas de basura en papeleras y en contenedores dispuestos para recoger los residuos de las obras. «Esto obliga a que personal de la empresa municipal de limpieza tenga que recoger esos restos e introducirlos en los contenedores. Ese tiempo se podría dedicar a otras labores. Eso es precisamente lo que queremos mostrar a los usuarios para que nos ayuden a lograr una conciencia general», insistió Martínez Carrasco.

Se darán a conocer los horarios y las sanciones por no tirar la basura a su hora o por no recoger los excrementos de los animales de compañía de la vía pública, pero también datos en cuanto al reciclaje y lo que supone de ahorro si se separa en origen y no hay que hacerlo de forma manual en la planta de tratamiento.

Temas

Lorca

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos