La colaboración ciudadana permite confiscar más de 3.300 plantas de marihuana

La Policía Local desarrolla en lo que va de año cuatro operaciones contra el tráfico de drogas en pedanías alejadas del casco urbano

INMA RUIZLORCA

«Los mensajes de WhatsApp nos están resultando muy útiles» para combatir en la lucha contra el narcotráfico. Lo asegura a 'La Verdad' la concejal Belén Pérez, para la que este sistema de mensajería instantánea ha mejorado la coordinación en materia de seguridad y garantiza una respuesta más rápida. Permite a los agentes llegar hasta los parajes menos frecuentados, elegidos para el montaje de viveros clandestinos de marihuana, que además suelen ser interiores, lo que dificulta aún más su localización. Agentes de la Policía Local destinados en zonas rurales y residentes de esos enclaves, pedáneos y asociaciones vecinales forman parte de esos grupos de WhatsApp, a través de los que se denuncian delitos o comportamientos sospechosos.

En lo que va de año, miembros de las unidades de prevención y respuesta operativa local (Uprol) han desmantelado cuatro plantaciones de marihuana, dos de ellas en la diputación de Nogalte, con un total de 3.045 plantas; una en Las Terreras, con 181 plantas y la última en Avilés, donde se incautaron de 83 plantas. «La presencia permanente de los agentes en pedanías hace que la actuación sea casi inmediata», aclaró Pérez.

Junto con los robos de viviendas y de material agrícola, el cultivo de marihuana se ha convertido en uno de los delitos más habituales de los que se cometen en entornos rurales. En los primeros seis meses del año, la Policía Local ha logrado la detención de once personas implicadas en delitos relacionados con el tráfico de drogas, a la vez que se han efectuado 75 denuncias administrativas por posesión y tenencia de sustancias prohibidas o su consumo en lugares públicos. Pérez alabó la labor de la Unidad Canina, «que se ha demostrado muy eficaz en los controles de seguridad ciudadana que efectúan los agentes relacionados con la detección de sustancias estupefacientes».

Los grupos de WhatsApp de agentes y vecinos se convierten en una nueva arma contra la delincuencia

La concejal de Seguridad Ciudadana destacó, además, que durante el primer semestre del año la Policía Local realizó un total de 690 controles de vehículos e identificó a 1.004 personas, instruyó 51 diligencias y prestó auxilio a 128 ciudadanos. Los agentes también procedieron a la recogida de 19 objetos peligrosos y efectuaron 206 controles en el municipio.

La labor de control del tráfico también se ha intensificado en los últimos meses con el inicio de las obras en avenida Juan Carlos I, donde la presencia de agentes es permanente durante diez horas al día en los puntos más conflictivos. También en la alameda de Cervantes y, a partir del mes de septiembre, en las que se inicien en el barrio de La Salud y avenida de Europa, entre otras. «Es una labor ingrata pero muy necesaria», según la edil.

Más

Fotos

Vídeos