El castillo contará con un nuevo acceso desde San José en el plazo de 10 meses

Vial de tierra hasta el castillo desde el barrio de San José que será acondicionado como nuevo acceso a la alcazaba./Paco Alonso / AGM
Vial de tierra hasta el castillo desde el barrio de San José que será acondicionado como nuevo acceso a la alcazaba. / Paco Alonso / AGM

El vial evitará situaciones como la del pasado invierno, cuando la circunvalación de bajada permaneció cortada por desprendimientos

Pilar Wals
PILAR WALSLorca

La situación ocurrida el pasado invierno, con parte de la carretera de circunvalación al castillo cortada al tráfico como consecuencia de desprendimientos, parece que podría tener los días contados, ya que se pretende construir un nuevo acceso a la alcazaba a través de un vial de tierra desde el barrio de San José. Las obras se iniciarán el próximo mes y podrían estar concluidas en septiembre. La inversión supone 1,1 millones de euros que financiará la Consejería de Presidencia y Fomento, como anunció ayer su secretaria general, Yolanda Muñoz. En unas semanas, por tanto, se iniciarán las obras de acondicionamiento del vial de acceso y circunvalación a la alcazaba y construcción de un nuevo vial de comunicación a la parte sur.

La nueva carretera «permitirá mejorar las condiciones de la circulación, accesibilidad y seguridad a esta zona tan importante para el municipio donde se encuentran infraestructuras culturales y turísticas de la ciudad, como el castillo y el Parador de turismo, que son muy frecuentadas por lorquinos y visitantes», aseguró la secretaria general de Fomento.

La nueva carretera ampliará la plataforma para adecuarse al tráfico que soporta en la actualidad el vial, que presenta importantes deterioros y deformaciones que dificultan el paso de los vehículos. Los trabajos de acondicionamiento del vial de acceso y circunvalación del castillo asegurarán los taludes de la carretera, «mediante la instalación de una malla constituida por una red de cables entrelazados», agregó Muñoz. En la actualidad los taludes están formados por macizos rocosos disgregados e inestables que en ocasiones provocan desprendimientos sobre la calzada e interrumpen el acceso al castillo.

Las obras incluirán asegurar los taludes y la mejora de un tramo de 1,6 kilómetros

Precisamente el pasado invierno con motivo de varios temporales de viento y lluvia se produjo la caída de grandes rocas que obligaron a cortar la carretera de circunvalación en el sentido de bajada. Durante semanas se tuvo que habilitar la de subida con semáforos para permitir el tránsito hasta el Parador de Turismo y el castillo. Fue entonces, cuando se planteó por primera vez la posibilidad de adecuar el vial de tierra que discurre desde el barrio de San José hasta la alcazaba.

Los trabajos abordarán también la estabilización de un deslizamiento de terreno en la zona norte mediante la ejecución de una escollera de hormigón de contención en el pie del deslizamiento, de 30 metros de longitud, y el acondicionamiento del vial actual de acceso a la alcazaba. Esa zona, de 1,61 kilómetros, será reasfaltada, se señalizará y se aplicará un tratamiento de drenaje, con el fin de evitar la acumulación de agua en la plataforma de la vía.

Por otra parte, la Consejería de Presidencia y Fomento sacó ayer a licitación las obras que permitirán la construcción de un nuevo puente en la carretera RM-D8, sobre la rambla de Biznaga, que tiene un presupuesto de más de 1,9 millones.

Temas

Lorca

Fotos

Vídeos