La bonificación del 50% del IBI está pendiente de los Presupuestos del Estado

Si no se aprueban antes de junio, 42.000 familias damnificadas por el terremoto se verán obligadas a pagar 7,2 millones de euros

Pilar Wals
PILAR WALSLorca

La bonificación del 50 por ciento del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de los damnificados por el terremoto de mayo de 2011 está pendiente de la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado. Si no se aprueban antes del próximo mes de junio 42.000 familias cuyas viviendas resultaron dañadas por los movimientos sísmicos deberán pagar la totalidad del impuesto. El asunto preocupa al Consistorio, ya que si se prorrogan los presupuestos se eliminaría la bonificación a los afectados por los terremotos, con lo que se verían obligados a pagar 7,2 millones de euros.

El concejal de Economía y Hacienda, Juan Francisco Martínez Carrasco, se mostró ayer preocupado a la vez que confiado en que «impere la cordura entre los grupos parlamentarios y que finalmente haya un acuerdo y se aprueben los Presupuestos Generales del Estado. Eso nos permitiría recibir una nueva bonificación, la octava, del Impuesto de Bienes Inmuebles. De lo contrario, será un varapalo para más de 42.000 familias lorquinas que se vieron afectadas por los terremotos».

La prórroga de los presupuestos del Estado no incluyen las medidas excepcionales por lo que si antes de junio los parlamentarios no han dado el visto bueno los lorquinos se encontrarán este año con la tasa del IBI al completo. Este impuesto se pondrá al cobro en el periodo que va desde junio a octubre. Podría ocurrir, apuntó el edil de Economía y Hacienda, que se aprobase posteriormente. «Entonces, se devolvería el dinero cobrado de más a los contribuyentes», argumentó.

El edil de Economía confía en que «impere la cordura entre los grupos parlamentarios»

Tres millones más

Pendientes de la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado están también, según contó, otros tres millones de euros más. «Se trata de inversiones muy necesarias para nuestra ciudad que aún está inmersa en la recuperación tras los terremotos», por lo que hizo un llamamiento al «consenso, al diálogo, porque a los lorquinos nos supone mucho que se tome esa decisión cuanto antes». El alcalde, Fulgencio Gil Jódar, está manteniendo conversaciones con diputados para saber de primera mano cómo van las negociaciones. «Desde aquí poco podemos hacer, pero estamos intentando hacerles ver nuestra situación», concluyó.

Temas

Lorca

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos