Bernabé: «Intentaremos buscar ayudas para los retablos de San Francisco»

Pilar Wals
PILAR WALSLorca

La Hermandad de Labradores, Paso Azul, alertó ayer al delegado del Gobierno, Francisco Bernabé, del grave deterioro que sufre el conjunto de retablos del templo. El grupo artístico, uno de los más valiosos de los conservados no solo en la ciudad sino en toda la Región, presenta pérdidas de numerosos relieves y requieren de una intervención urgente. Así se lo manifestaron el presidente del Paso Azul, José María Miñarro, y la responsable de la Fundación Paso Azul, María del Sagrado Corazón García, que acompañaron a Bernabé durante un recorrido por el Museo Azul de la Semana Santa, Mass, para mostrarle la ampliación expositiva llevada a cabo en la zona del coro de San Francisco.

La visita de Bernabé ayer fue respuesta a la petición que hace algunos meses realizó la Fundación Paso Azul al entonces diputado nacional y que más tarde reiteró siendo ya delegado del Gobierno. «En varias ocasiones me habían expresado el interés porque visitara el museo ya terminado y la ampliación posterior. Me apetecía mucho porque he vivido como consejero de Fomento la recuperación del inmueble y la adecuación a su nuevo uso como museo», argumentó. Sobre la petición del Paso Azul aseguró que «intentaremos buscar ayudas del Gobierno de España para recuperar los retablos de San Francisco porque indiscutiblemente son de un valor muy notable y no podemos permitir que los daños vayan a más».

Se interesó por el patrimonio de la cofradía que en el Mass puede ser exhibido a lo largo de todo el año en unas condiciones inmejorables. «El museo es espectacular y permite al visitante hacerse una clara idea de lo que son los desfiles bíblico pasionales de la Semana Santa lorquina. Los mantos bordados se ven en un escenario muy similar al que ofrece la carrera», indicó durante su recorrido por el claustro del antiguo convento de San Francisco.

El delegado del Gobierno visitó durante su periplo por el Paso Azul el taller de bordados donde se trabaja en los estrenos que se podrán contemplar en carrera la próxima Semana Santa. Se sintió agradecido porque se le diese la oportunidad de poder dar unas puntadas a uno de ellos, mostrando destreza con el uso de la aguja. «No podía decir que no a un ofrecimiento como este. Es impresionante el trabajo que realizan las bordadoras y los directores artísticos. Este detalle lo agradeceré siempre y espero poder estar el día que se estrene y verlo desfilar en la carrera», concluyó Bernabé.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos