Arrancan los trabajos de cimentación del último edificio demolido por los terremotos

Los pisos de San Fernando están en la recta final de las obras./Paco Alonso / AGM
Los pisos de San Fernando están en la recta final de las obras. / Paco Alonso / AGM

El bloque Avenida de Portugal cumplirá, tras su reconstrucción, con los criterios técnicos actualizados en materia de seguridad

PILAR WALSLORCA

Las máquinas han ocupado el solar vacío que dejó en abril pasado la demolición del edificio Avenida de Portugal. El inmueble resultó gravemente afectado por los terremotos de mayo de 2011, hasta el punto de que no pudo salvarse y finalmente se optó por derribarlo. Los plazos se alargaron por las vicisitudes a que tuvieron que hacer frente los propietarios para lograr la reconstrucción de sus viviendas. Tras seis años y medio comienza la construcción del nuevo Avenida de Portugal, un inmueble que será «más accesible, eficiente y seguro», según afirmó la concejal de Urbanismo, María Saturnina Martínez Pérez.

Este edificio cobra protagonismo porque fue el último 'gigante' que cayó como consecuencia de los terremotos. Lo hizo el pasado abril y en pocos meses sus propietarios han logrado poner en marcha el proyecto e iniciar las obras tras conseguir todos los permisos oportunos. El antiguo edificio tenía ocho viviendas distribuidas en cinco plantas sobre rasante, además de dos locales comerciales situados en la planta baja y trasteros. No contaba con garaje ni con planta sótano. La nueva edificación tendrá cinco plantas sobre rasante y se le incorporará un sótano.

Este último contará con un espacio para un depósito de residuos para los vecinos. En esta estancia también se situarán las instalaciones de equipamientos y ocho trasteros, uno para cada una de las viviendas del edificio. En su construcción se tendrán en cuenta los criterios técnicos actualizados en materia de seguridad en la construcción. Se espera que en breves fechas se lleve a cabo el acto oficial de colocación de la primera piedra, después de que en los últimos días se hayan iniciado los trabajos de cimentación.

Los vecinos de San Fernando podrán regresar a sus casas el próximo año

La reconstrucción del edificio Los Almendros, en el barrio de San Cristóbal, también será una realidad muy pronto. Urbanismo concedió hace solo unas semanas licencia de ejecución, por lo que se espera que las obras comiencen de inmediato. El edificio fue demolido en julio del pasado año. Sus dueños también tuvieron que sufrir un largo proceso de litigio hasta llegar a un acuerdo con el Consorcio de Compensación de Seguros para acometer su derribo.

El nuevo edificio de Los Almendros tendrá 32 viviendas que se construirán en bajo, cuatro plantas y dos de sótano. En este último, del que carecía el anterior inmueble, se situará el aparcamiento con 37 plazas.

Mientras, los vecinos de San Fernando ven cada vez más cerca la vuelta a sus viviendas. Se espera que lo hagan el próximo año una vez se acometan los trabajos de urbanización de todo el entorno. Sus viviendas están en la fase final de reconstrucción. En estos momentos se trabaja en los detalles interiores de las viviendas. Todo el barrio tuvo que ser demolido tras el terremoto por los daños que presentaban los edificios.

De las 232 familias que vivían en el barrio de San Fernando, no todas volverán a casa. Muchas de ellas optaron por adquirir viviendas en otros lugares de la ciudad por la tardanza en su reconstrucción. Las nuevas viviendas serán destinadas a planes especiales que permitirán que los jóvenes de la ciudad puedan acceder a un hogar. El Ayuntamiento ha ejercido de promotor en unas 60 viviendas, destinando cuatro millones de euros.

Temas

Lorca

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos