Anulan la condena al encargado de las obras del muBBla por un accidente laboral

EFELORCA

La Audiencia Provincial de Murcia ha revocado la sentencia de un juzgado de lo Penal de Lorca que en mayo de 2016 condenó a un año y medio de prisión al encargado de unas obras de rehabilitación en el Museo del Paso Blanco e iglesia anexa por el accidente sufrido por un trabajador que resultó con lesiones que tardaron en curar 416 días.

La sentencia estima así el recurso que presentó el acusado, al considerar que no se ha demostrado que el trabajador, que cayó de una escalera, estuviera a más de 3,5 metros de altura, por lo que no había obligación de contar con un arnés de seguridad.

El Juzgado de lo Penal, en la sentencia que ahora se deja sin efecto, declaró acreditado que los hechos ocurrieron el 20 de febrero de 2012, dentro de los trabajos de rehabilitación que la Archicofradía del Rosario, titular el Paso Blanco, realizaba en las citadas edificaciones.

Una vez finalizados los trabajos en el museo, lo que ocurrió en diciembre de 2011, se decidió acometer los de la iglesia, y para evitar que el polvo derivado de estos últimos llegara al edificio ya rehabilitado, y dañara las obras que en el mismo se conservan a través de la puerta que comunica ambos inmuebles, se acordó sellar con silicona el perímetro de esta.

Se precipitó al vacío

Cuando el obrero realizaba esa labor subido a una escalera, se precipitó al vacío. Sufrió graves lesiones, de las que le han quedado secuelas que han determinado su declaración en situación de incapacidad permanente total para su trabajo.

El juzgado recogió también en su relato de hechos probados que el accidentado realizaba los trabajos de sellado con sus propias manos, sin auxiliarse de la pistola de silicona que llevaba. Y añadió que el suceso se produjo al abrirse la escalera sobre la que se encontraba «de forma súbita hasta alcanzar el tope del sistema de bloqueo de apertura automática del que disponen por no encontrarse correctamente colocada».

Afirmaba la sentencia que la caída se produjo cuando el acusado dejó de sujetar la escalera para ir a buscar un martillo que se precisaba para los trabajos. La condena impuesta se fijó en un año y seis meses de prisión, por un delito contra los derechos de los trabajadores y otro de lesiones causadas por imprudencia grave. Ahora, la sentencia ha sido revocada porque, dice la Audiencia Provincial, no se ha demostrado que el accidentado se encontrara a más de 3,5 metros de altura.

Temas

Lorca

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos