Los alumnos de Empleo Joven encuentran trabajo antes de terminar su formación

Aspirantes a camareros y cocineros con sus monitores, ayer, durante el desayuno que prepararon en la Hacienda Real Los Olivos./Paco Alonso / AGM
Aspirantes a camareros y cocineros con sus monitores, ayer, durante el desayuno que prepararon en la Hacienda Real Los Olivos. / Paco Alonso / AGM

Las empresas donde están realizando sus prácticas de restaurante y cocina han decidido contratarlos por su profesionalidad

PILAR WALSLORCA

La mayoría de los alumnos del proyecto Empleo Joven Lorca dejaron sus estudios y carecen de cualificación profesional. Se embarcaron en estos cursos como una alternativa a la lista del paro y para conseguir una formación que les permitiera un certificado profesional y un trabajo. Pues bien, el propósito se ha cumplido para todos los alumnos de los cursos de operaciones básicas de restaurante bar y operaciones básicas de cocina, según afirmó ayer la concejal de Desarrollo Local, Sandra Martínez Navarro. La edil se mostró satisfecha con los resultados alcanzados. «La mayoría de los establecimientos en los que han estado haciendo las prácticas han decidido que los van a contratar. Eso demuestra que la formación que reciben está en consonancia con lo que en estos momentos se está reclamando en el mercado laboral».

En estos cursos participan una veintena de jóvenes que hasta el momento no habían tenido acercamiento alguno a la hostelería. La realización de prácticas laborales en entornos reales de trabajo les permite conocer cómo será su futuro profesional. «Conocen la teoría y también la práctica, pero esta última en entornos idénticos a lo que se encontrarán en un futuro», argumentó la edil, quien destacó que habrá una segunda parte de este curso por los buenos resultados que se han obtenido. «Vamos a ampliar el curso por las necesidades que nos hemos encontrado de personal con esta cualificación», dijo Martínez.

Un trabajo «excepcional»

Al frente de las enseñanzas de cocina están Ignacio Fernández Campinum y Soledad Morales Parra. En cuanto a las de restaurante y bar son Ramón Reigada y Patricia Ruano Valera los encargados de preparar a los alumnos. La formación se lleva a cabo en la Hacienda Real Los Olivos. Su gerente, Jorge Reinaldo, destacó la profesionalidad de los jóvenes. «Están haciendo un trabajo excepcional. Se nota que muestran interés y que tienen intención de lograr la cualificación para en un futuro encontrar un trabajo en esta materia». Hay acuerdos para que realicen prácticas en restaurantes, bares, mesones, tabernas y cafés bar de la ciudad. Algunos de ellos, tras conocer a los jóvenes y ver su cualificación profesional, han mostrado su interés porque formen parte de su plantilla una vez que concluya su proceso de enseñanza.

Junto a los monitores de cocina y restaurante y bar participan coordinadores que se encargan de hacer un seguimiento personalizado a los alumnos para evitar que puedan abandonar estos cursos. Los beneficiarios del programa Empleo Joven Lorca reciben una beca mensual de doscientos euros por asistencia a la formación.

Temas

Lorca

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos