Adif avanza con el proceso de expropiaciones de Lorca a Sangonera

LA VERDADMURCIA

Adif Alta Velocidad continúa avanzando en los trámites necesarios para llevar a cabo la construcción de la línea de Alta Velocidad Murcia-Almería, que forma parte del Corredor Mediterráneo. En este sentido, ha procedido a la apertura del proceso de información pública sobre la relación de los bienes y derechos afectados cuya expropiación es necesaria para ejecutar las obras en el tramo comprendido entre Sangonera y Lorca (48,3 km), informó ayer la empresa estatal.

La declaración de la necesidad de ocupación afecta a terrenos situados en los términos municipales de Murcia, Librilla, Alhama de Murcia, Totana y Lorca. La previsión -una vez iniciados los trámites de expropiación en algunos de los tramos- pasa por licitar este mismo año la totalidad de los siete tramos en los que ha dividido la obra: Nonduermas-Sangonera, Sangonera-Lorca, Lorca-Pulpí, Pulpí-Vera, Los Arejos-Níjar, Níjar- Río Andarax y Río Andarax-El Puche. Esto permitiría iniciar las obras este mismo año o en la primera mitad de 2019.

La línea Almería-Región de Murcia tiene una longitud aproximada de 194 kilómetros, de los cuales 102 kilómetros discurren por la provincia de Almería y los 92 restantes por la Comunidad Autónoma de Murcia.

La línea de Alta Velocidad Murcia-Almería va a ser cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) a través del Programa Operativo Plurirregional de España 2014-2020. En el periodo 2007-2013 fue cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, dentro del Programa Operativo Fondo de Cohesión-FEDER.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos