Unos 44.000 afectados por el terremoto pagarán la mitad del Impuesto de Bienes Inmuebles

La aprobación de los Presupuestos Generales del Estado permite una nueva bonificación de 7,2 millones a los que sufrieron daños en sus casas

PILAR WALSLORCA

La aprobación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) era fundamental para la ciudad. Lo ha venido repitiendo en los últimos días el alcalde, Fulgencio Gil Jódar, quien ayer anunció que de ese acuerdo dependía que unos 44.000 afectados por el terremoto de mayo de 2011 se ahorraran la mitad del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), lo que supone 7,2 millones de euros. Su preocupación era manifiesta no solo porque los que sufrieron daños en sus casas se iban a ahorrar tener que pagar la mitad de ese impuesto, sino porque en los Presupuestos Generales del Estado también se incluye una partida, de unos tres millones de euros, que se destinará «en exclusiva» a inversiones en las pedanías, como destacó ayer el máximo mandatario de la ciudad.

La bonificación del IBI, por octavo año consecutivo, supondrá además para las arcas municipales el cobro íntegro de esa cantidad, que ingresará el Estado al Consistorio. La compensación, como en años anteriores, ha sido respaldada por informes y notificaciones de la Agencia Tributaria Local, así como del servicio de Catastro y de la Intervención Municipal.

La rebaja en el Impuesto de Bienes Inmuebles a los damnificados por el terremoto ha supuesto hasta el momento casi 72 millones de euros. Los tres primeros años fueron de exención total del pago del impuesto y los otros cinco restantes (incluido el actual) se abonará la mitad del mismo. En esta ocasión la rebaja aparece reflejada en los Presupuestos Generales del Estado, ya que anteriormente se hacía por la vía de decreto, según argumentó Gil Jódar.

Bajada de valores del IBI

El Consistorio también ha solicitado a la Dirección General del Catastro una nueva bajada de los valores del IBI que lo sitúe dentro del valor medio de vivienda en el mercado. Se trata de una medida, dijo el regidor, que sería efectiva para el próximo año y que supone un ahorro de 621.000 euros para los lorquinos. «Esta rebaja del IBI constituirá la segunda en apenas tres años».

Los tres millones de euros incluidos en los Presupuestos Generales del Estado se destinarán a distintas mejoras en las infraestructuras básicas de las pedanías. Y se sumarán a los tres millones que se invirtieron en los últimos meses y a los 800.000 euros que desde la Comunidad Autónoma se van a destinar a Lorca dentro de las inversiones del plan de pedanías. «Es el momento de esos núcleos de población. Ellos hicieron un esfuerzo para levantar el casco urbano y ahora les toca», concluyó Gil Jódar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos