La Verdad

El bordillo de Las Columnas cumple 45 días sin arreglar

Bordillo roto en la alameda de la Constitución, una zona de continuo tránsito.
Bordillo roto en la alameda de la Constitución, una zona de continuo tránsito. / Sonia M. Lario / AGM
  • La edil de Obras anuncia que el lunes se reparará, mientras ayer colocaron el bolardo de la Cuesta de San Francisco, que faltaba desde hace 38 días

Treinta y ocho días ha necesitado la concejal de Obras, Eulalia Ibarra López, para dar las órdenes oportunas para que el bolardo que faltaba en la Cuesta de San Francisco fuera devuelto a su lugar de origen. La incidencia no solo ha generado una mala imagen en una zona de tránsito obligado cada día para cientos de visitantes que acuden al cercano Museo Azul de la Semana Santa, Mass, sino que ha provocado más de un traspiés a los viandantes, como ayer explicaba Julián Ramírez, vecino de la zona: «La acera es estrecha y cuando te cruzas con alguien tiendes a apartarte. No estaba el bolardo pero sí la base con la que ha tropezado más de un peatón. Yo mismo he estado a punto de caer hace unos días».

La inclusión del bolardo en la sección 'La Chincheta' fue a petición de los vecinos que, además, se quejaban de que su falta provocaba que algunos vehículos estacionaran de forma momentánea en ese espacio provocando más de un atasco y los consiguientes toques de cláxon.

Pendiente de arreglo está en la misma sección un bordillo roto en la alameda de la Constitución, más conocida como Las Columnas. Después de cuarenta y cuatro días sigue sin reparar, aunque ayer la concejal de Obras anunció que «el lunes una cuadrilla procederá a su arreglo».

Los socialistas se sumaron ayer a las quejas vecinales por «las numerosas pequeñas incidencias que hay en el centro de la ciudad sin reparar», señaló su portavoz, Diego José Mateos. Insistió en que «hay que solucionar la falta de bolardos, adoquines rotos, pequeños baches y rejillas de canalizaciones que sobresalen, porque están generando accidentes de los que se dan cuenta en todas las juntas de gobierno».