La Verdad

Las obras del tramo más comercial de Juan Carlos I esperarán hasta julio

Obreros señalizan la zona de obras de la avenida Juan Carlos Primero para reabrir las zanjas, ayer.
Obreros señalizan la zona de obras de la avenida Juan Carlos Primero para reabrir las zanjas, ayer. / Paco Alonso / AGM
  • El objetivo es aprovechar al máximo los meses de verano para ocasionar menos molestias a los locales comerciales

Las obras de remodelación integral de la Avenida Juan Carlos I se reanudaron ayer tras la parada obligada de Semana Santa, ya que la arteria principal de la ciudad forma parte del itinerario de las procesiones. Los operarios deben continuar los trabajos en el tramo que discurre entre la avenida de Santa Clara y Eugenio Úbeda realizando la conexión con la nueva red de saneamiento. Empezarán en los próximos días a hacer las acometidas hacia los edificios en el margen izquierdo, sentido Murcia, y efectuarán la renovación de aceras y alumbrado en pequeños tramos.

Al mismo tiempo, se abrirá una nueva zona de obras desde Eugenio Úbeda a Floridablanca. El tráfico quedó cortado ayer en la parte que discurre junto al huerto Ruano. Para acometer este nuevo tramo, la empresa adjudicataria pasará de tener dos grupos de trabajo a tres, «para agilizar aún más las obras que ya van a buen ritmo», dijo a 'La Verdad' la concejal de Obras, Eulalia Ibarra. Cuando terminen las acometidas en esa parte, empezarán las de la acera de enfrente pero matizó que siempre se mantendrá abierta la circulación de vehículos en sentido Murcia.

La parte central de la calle será la más complicada de acometer por ser la más comercial. Está previsto abrir las zanjas el mes de julio para perjudicar lo menos posible, pero son conscientes de que se prolongarán más allá del verano por la envergadura de las obras. «Queremos aprovechar todo lo que se pueda el periodo estival para ir avanzando», matizó la edil. Se trata de unos trabajos imprevisibles porque apenas han podido disponer de información fidedigna sobre los servicios soterrados y su recorrido.

Una comisión de seguimiento valora cada quince días el avance de las obras y toma decisiones de cómo y cuándo seguir con el trabajo. De momento, se están cumpliendo los plazos con la premisa de molestar lo menos posible a vecinos y comerciantes. Se instalaron vallas transparentes, sin lonas, para que el impacto visual fuera menor y los comercios no quedaran aislados y se entregaron tarjetas de aparcamiento especiales en zonas alternativas tras la eliminación del aparcamiento habitual. Eso ha gustado a la Unión de Comerciantes, a la que no le consta ninguna queja hasta el momento.

Una de las afectadas en este primer tramo que lleva en obras desde el pasado mes de marzo, la propietaria de la pastelería 'La Lorquina', María del Carmen Bravo, dijo a 'La Verdad' que «al principio temíamos que pudieran afectar mucho a las ventas, pero el impacto ha sido mínimo, estamos contentos con el desarrollo de las obras y con la información que nos ofrecen». Añadió que creen que ahora vendrá lo peor porque hay que colocar las nuevas aceras y el acceso a su comercio se complicará. «Nos dijeron que las aceras estarían puestas antes de la Semana Santa pero no ha sido así», lamentó.

Aún queda por determinar cuándo se construirá la nueva rotonda, en la confluencia entre Juan Carlos I y la avenida de Santa Clara pero con toda probabilidad, debido a su complejidad, se dejará para el final de los trabajos que deberán estar acabados en marzo de 2018 porque según recordó el alcalde, Francisco Jódar, el proyecto está financiado con el préstamo contraído con el Banco Europeo de Inversiones BEI, que es el marca los plazos. También incluye la renovación de once calles y plazas perpendiculares de las que solo están en marcha las de la calle José Espinosa Pomares, en las inmediaciones de la estación de Sutullena.

Temas