La Verdad

Los vecinos exigen nuevas fumigaciones para acabar con varios focos de ratas

  • Residentes de las calles San Indalecio y Auroros denuncian que los roedores mordisquean el cableado de la luz, lo que ha provocado apagones

Vecinos de las calles San Indalecio y Auroros, a espaldas de la avenida de Juan Carlos I y a solo unos metros del instituto de enseñanza Secundaria Ramón Arcas Meca, denunciaron ayer la situación que padecen desde hace algún tiempo. Según relatan, las ratas se pasean cada noche por sus tejados y cruzan de un lado a otro de la calle por los cables. Algunos de los tendidos eléctricos han sido roídos, lo que ha provocado más de un corte de luz. «No sabíamos qué ocurría hasta que nos dimos cuenta de que se habían comido los cables del patio», afirma María Salas, quien se muestra muy preocupada porque puedan adentrarse en el interior de su vivienda. «No salgo al patio ni a la terraza, y aunque haga calor hay que tener las puertas y ventanas cerradas. Me da mucho miedo que se puedan meter en mi casa».

A comienzos de año, una decena de vecinos comunicaron a la Concejalía de Sanidad la situación en que se encontraban. «No solo están afectados los que viven en las casas de planta baja cerca de la vía, también nosotros, cuyos patios y terrazas de nuestros edificios dan a esa zona», se queja Antonio García que reside en la calle de atrás. Sanidad actuó de inmediato llevando a cabo un tratamiento de desratización. «Cualquier denuncia que llega de estas características se atiende de inmediato y así se hizo», argumentó ayer la concejal de Sanidad, María del Carmen Ruiz Jódar. Al mismo tiempo se inició un procedimiento para notificar a varios propietarios de viviendas cerradas la «posibilidad de que sus casas pudieran verse afectadas por un foco de roedores, ya que se trata de propiedades privadas donde no podemos adentrarnos para llevar a cabo los tratamientos precisos».

Los requerimientos se hicieron llegar hace varias semanas, por lo que aún están en plazo para revisar y sanear, si fuera necesario, esas propiedades. Mientras, y ante una nueva denuncia de los vecinos de que el problema sigue sin resolverse, se pretende insistir en el tratamiento de desratización. «En cuanto hemos tenido conocimiento de que el contratiempo aún no se ha solucionado, se ha dado parte a la empresa que se encarga de este tipo de tratamientos para que lo repita cuanto antes para acabar con este foco», insistió.

Está previsto que hoy se lleve a cabo una nueva fumigación en toda la zona que ya vivió el pasado verano una plaga de cucarachas. Entonces, dicen los vecinos, todo terminó tras un tratamiento específico en los desagües.

Temas