La Verdad

El nuevo comisario se plantea como reto «mantener las cifras de seguridad»

Arriba, el nuevo comisario, Pedro Salvador Cano Martínez, recibe las felicitaciones del jefe Superior de la Policía Nacional, Cirilo Durán, en presencia del alcalde, Francisco Jódar, y el delegado del Gobierno, Antonio Sánchez-Solís. A la izquierda, asistentes de la sociedad civil y mandos policiales de la Región.
Arriba, el nuevo comisario, Pedro Salvador Cano Martínez, recibe las felicitaciones del jefe Superior de la Policía Nacional, Cirilo Durán, en presencia del alcalde, Francisco Jódar, y el delegado del Gobierno, Antonio Sánchez-Solís. A la izquierda, asistentes de la sociedad civil y mandos policiales de la Región. / PACO ALONSO / AGM
  • Pedro Salvador Cano elogia al anterior jefe y asegura que su gran labor le servirá de «estímulo para mejorar los resultados policiales»

Lleno de «orgullo y satisfacción» aseguró ayer sentirse el nuevo comisario jefe del Cuerpo Nacional de Policía de Lorca, Pedro Salvador Cano Martínez. Lo hizo después de tomar posesión de su cargo en la comisaría en presencia del delegado del Gobierno, Antonio Sánchez-Solís; el jefe Superior de la Policía Nacional, Cirilo Durán; el alcalde, Francisco Jódar Alonso, y de numerosos asistentes de la sociedad civil y mandos policiales.

El nuevo comisario afirmó que se encontraba en «uno de los días más importantes» de su vida profesional, ya que después de muchos años había logrado ascender a comisario de policía, lo que suponía un gran «orgullo y satisfacción». Destacó la «importancia» de la unidad de la comisaría de Lorca y señaló que se plantea como reto mejorar los resultados policiales.

De su predecesor, Francisco de Paula García Vélez, destacó su labor al frente de la comisaría de Lorca «bajando los índices de delincuencia», lo que le servirá -dijo- como «estímulo y reto para seguir manteniendo las cifras de seguridad». Recalcó que se sentía «muy orgulloso» de pertenecer a la Policía Nacional y de ser policía, a la vez que tuvo unas palabras para su esposa: «Le debo mucho. Y hoy, a pesar de las circunstancias difíciles para ella, ha venido a apoyarme».

Se mostró sorprendido por la respuesta de la ciudadanía. «Ha sido un acto muy emotivo, con mucha participación. Me habían hablado del aprecio y el cariño que los lorquinos sienten por las Fuerzas de Seguridad y la Policía Nacional y creo que ha quedado patente con la presencia de las fuerzas vivas representadas entre el público». Volvió a reiterar que entre sus objetivos está un «reto bastante difícil que es mejorar los resultados policiales», después de la extraordinaria labor llevada a cabo -añadió- por el anterior comisario. «Será, sin duda, un estímulo para mi y el resto de funcionarios».

Coordinación

En lo que pusieron énfasis el jefe Superior de la Policía Nacional, el delegado del Gobierno y el alcalde fue en las excelentes relaciones existentes entre los distintos cuerpos de seguridad en la ciudad. «Entre todos debemos conseguir el bienestar de los ciudadanos», afirmó Cirilo Durán.

El alcalde le dio la bienvenida a la ciudad, le felicitó por su ascenso y le recordó que se va a encontrar «una excelente plantilla, unos excelentes profesionales y unos excelentes resultados, con bajos índices de delincuencia gracias a la labor realizada desde la comisaría». Y recordó que los éxitos del Cuerpo Nacional de Policía son «tranquilidad y seguridad».

El delegado del Gobierno hizo una semblanza del nuevo comisario, recordando sus «más de cuarenta años dedicados a los demás» desde su condición de policía. Habló de las dificultades a las que tuvo que enfrentarse desde una plaza tan complicada como es el País Vasco. «Su primer destino fue Bilbao en unos años muy duros por la barbarie del terrorismo que se cebaba con los representantes de los Cuerpos de Seguridad del Estado. Un ejemplo para todos los españoles que estamos en deuda con ellos». Al acto acudió una representación de la Corporación municipal, además del presidente de Ceclor, Antonio García; el decano del Colegio de Abogados, Ángel García; la decana del Colegio de Procuradores, Nieves Cuartero; la presidenta de la Asociación de Amas de Casa, Carmina Reverte; el presidente del Paso Blanco, Lázaro Soto, y la presidenta de la Hermandad Virgen de las Huertas, Isabel Jiménez, entre otros.