La Verdad

Usada en contadas ocasiones por su pendiente y anchura de rellanos

Este acceso, según señala en su informe el archivero municipal Eduardo Sánchez Abadíe, debió de tener en el pasado mayor importancia, «pues se hallaba prácticamente enfrente de la Casa de Justicia, también llamada Casa del Corregidor», edificio que cobija en la actualidad distintas salas de los juzgados.

La escalinata se ha utilizado en «contadas ocasiones», por la «pendiente que salva y la anchura de los rellanos que no es segura y cómoda» para que entren o salgan las comitivas que participan en las distintas funciones y actos religiosos, como la tradicional procesiónd el Corpus en la que se portan imágenes y grandes piezas litúrgicas, argumenta.

Los desfiles, por tanto, suelen discurrir a lo largo del atrio con salida por la calle Abad de los Arcos o a través del carrerón que se presta a mayor lucimiento, con la plaza mayor como privilegiado escenario donde se aglomeran los ciudadanos que participan y acuden a presenciarlos.