La Verdad

IU-V censura la construcción de chabolas

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Selección de marcas especializadas en outdoor

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Moda casual para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡La moda que más te gusta al mejor precio!

Hasta 80%

¡Viaja con estilo!

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Accesorios y gadgets electrónicos

Hasta 90%

¡Moda y complementos con diseños originales!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda urbana para hombre y mujer

Hasta 80%

Accesorios imprescindibles para tu día a día

Hasta 70%

Viste tu cama con la Denim más reconocida

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Zapatos y botines de piel para hombre

Hasta 70%

Grandes descuentos en calzado

Hasta 80%

Selección de joyas exclusivas para hombre y mujer

Hasta 70%

Porque el descanso es salud

Hasta 80%

¡Joyas de tus marcas favoritas!

Hasta 80%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Cosmética de calidad al mejor precio

Hasta 90%

¡El calzado de moda a tus pies!

Hasta 70%

IU-V denunció ayer la construcción de chabolas en Ramonete, que luego son alquiladas a inmigrantes que trabajan como jornaleros agrícolas en fincas de esa diputación. La edil de IU Gloria Martín afirma que se trata de una realidad «extraordinariamente delicada», que ha podido constatar su formación junto a otras prácticas, como el alquiler de viviendas en situación ruinosa, sin suministro de agua o luz, también a trabajadores agrícolas de origen extranjero. Martín ha puesto el caso en conocimiento del Ayuntamiento y de organizaciones no gubernamentales para tratar de prevenir «repercusiones negativas» para los moradores de estas viviendas, que, según afirma, trabajan en el campo «en condiciones de pseudo esclavitud». Y concluye que ello «ensombrece el buen hacer de multitud de honrados empresarios agrícolas».